Carles Marc, en el medio, la virtud... del CD Guijuelo

El 'stopper' del CD Guijuelo se ha convertido en una figura clave en el resurgir del equipo salmantino, que suma cuatro partidos invicto y 10 puntos de 12 posibles. 'El espartano' imprime carácter al equipo dentro y fuera del terreno de juego.

Carles Marc ha recuperado el centro del CD Guijuelo y se ha convertido, ahora más que nunca, en un jugador fundamental en el esquema de Jordi Fabregat, después de haber pasado un momento muy malo al quedarse fuera del once durante varias semanas consecutivas.

 

No en vano, desde su vuelta al equipo por la sanción de Juliá frente a la CyD Leonesa en El Reino, el '6' del CD Guijuelo no se ha vuelto a bajar del once titular y ha sido partícipe de los cuatro partidos sin perder del equipo de Fabregat, sumando 10 puntos de 12 posibles y dejando al Guijuelo fuera del descenso, aunque inmerso en la pelea por salvar la categoría.

 

Pero, que le aporta Carles al CD Guijuelo:

 

1. CARÁCTER: no deja de animar a sus compañeros en ningún momento de los entrenamientos y los partidos. Levanta la moral del resto cuando vienen mal dadas y no permite que nadie se relaje, porque se lo recuerda. Eso mismo se lo aplica en cada fase del juego.

 

2. ENTREGA: puede estar más o menos acertado, pero se entrega en cada fase del partido o el entrenamiento. Nunca da un balón por perdido y si falla, intenta subsanar su error.

 

3. FÍSICO: su capacidad es innata y cuenta con un físico privilegiado, fruto de su trabajo y de su entrega para estar siempre al 100%. Solo con verle en el campo, el 'espartano' ya asusta al rival.

 

4. SEGURIDAD ATRÁS: ofrece muchas prestaciones y ayuda a la zona defensiva a pasar menos apuros. Además, pese al juego del equipo, si ve problemas, no se complica la vida.

 

5. EQUILIBRIO: todo equipo debe tener un punto de equilibrio y éste es Carles Marc ya que hace un trabajo sucio y poco agradecido, pero fundamental. Sin él en el campo, el Guijuelo sufre, y mucho.