Cáritas invierte más de 500.000 euros para acceso y mantenimiento de la vivienda de familias sin recursos

Oliva Martín, coordinadora del recurso de acogida y atención primaria (Foto: T. Navarro)

Bajo el lema 'Padres con miedo a la oscuridad' se lanza la campaña Operación Vivienda haciendo especial hincapié este año en la pobreza energética. 

Cáritas Salamanca acompañó a 1.417 familias durante el 1 de noviembre de 2018 al 31 de octubre de 2019, invirtiendo un total de 565.456 euros, más de 37.000 euros más que en el año anterior. Las ayudas destinadas a vivienda pretenden ayudar a mantener la misma con unas mínimas condiciones de habitabilidad que permita vivir en un lugar digno, así como apoyo en el pago de alquileres y recibos de suministros como electricidad, agua y gas. 

 

A partir del informe FOESSA sobre la realidad de la población de Castilla y León en el derecho a la vivienda es de el 20%, 5 puntos más que en 2013. La situación respecto al derecho a la vivienda ha empeorado cuando en el conjunto de España la situación ha mejorado pasando del 29% en el 2013 de afectados al 23,7%. Los gastos excesivos de vivienda afectan a más de 200.000 personas en la región. El 5,2% residen en viviendas con tenencia en precario y el 4,8% residen en viviendas insalubres. 

 

Más de 60% de las personas en exclusión social severa sufren exclusión del derecho a la vivienda. El 14,5% de las personas en exclusión viven en una vivienda insegura y el 23,5% en una vivienda inadecuada. En total, en Castilla y León hay más de 49.000 hogares que viven en una vivienda inadecuada. 

 

Casi el 50% de la población considera que la administración tiene el deber de garantizar el acceso a una vivienda a toda la población. 

 

Por todo ello, desde Cáritas proponen la adopción de políticas públicas que hagan efectivo el Derecho Humano a la vivienda para todas las personas y familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad y/o exclusión social y una reforma legislativa que proteja a los hogares vulnerables del desalojo. 

 

Para que esto sea efectivo, aseguran que "ha de procederse a la recuperación y promoción de vivienda de protección oficial de titularidad pública permanente y siempre de alquiler; considerándola como equipamento público y para ello, reservando importantes porcentajes de suelo con uso dotacional. Dentro de estos parques de vivienda ha de contenerse escalas suficientes de vivienda social para personas y familias vulnerables (sin ingresos estables o con ingresos inferiores al mínimo establecido)".