Cáritas apoya a 1.298 familias salmantinas con 2.608 ayudas para la vivienda durante el año 2016

José María Rodríguez y Oliva Martín, antes de la rueda de prensa en Cáritas (Foto: I. C.)

En Salamanca se sigue detectado un aumento de hogares donde sus miembros viven la incapacidad de poder afrontar el pago de los servicios de energía, de otros suministros y de poder cubrir sus necesidades domésticas.

José Mª Rodríguez, secretario general de Cáritas Diocesana de Salamanca, ha presentado en rueda de prensa la campaña de este año de la 'Operación Vivienda', bajo el lema: "Un hogar no es solo un techo". El objetivo de la campaña es "apoyar económicamente y acompañar a las personas y familias con dificultades para acceder o mantener una vivienda; y al mismo tiempo, reclamar que la vivienda es un derecho esencial para el desarrollo de la persona y para su integración social. Otro de los objetivos es la incidencia  y la labor de sensibilización para garantizar el acceso  de todos los ciudadanos a una vivienda digna", ha asegurado.

 

En Salamanca se sigue detectado un aumento de hogares donde sus miembros viven la incapacidad de poder afrontar el pago de los servicios de energía, de otros suministros y de poder cubrir sus necesidades domésticas. Un problema que se agrava con la llegada del invierno y que va a volver a poner a muchas familias en la disyuntiva de tener que elegir entre destinar sus escasos ingresos a la subsistencia, como la alimentación, o por ejemplo el encendido de la calefacción. 

 

Oliva Martín, coordinadora del recurso de acogida y atención primaria ha expuesto los datos de este año: Cáritas Diocesana de Salamanca ha llegado a 1.298 familias, mediante 2.608 ayudas, con un importe de 489.183€, de las cuales 1.594 se han destinado a ayudas de alquiler para mantener la vivienda, y 1.014 para apoyar el pago de suministros (gas, luz, agua). "Detrás de un dato hay una persona, detrás de mil datos, hay mil personas y eso es lo que más nos preocupa. Notamos una intensidad en la demanda de ayudas", ha destacado.

 

"La vivienda es algo básico para vivir con dignidad, pero para ello, no sólo hay que tener un lugar para cobijarse, sino un espacio que reúna las condiciones mínimas, que permita vivir con dignidad. Cáritas ofrece ayuda a través del recurso de acogida y atención primaria, donde se realizan ayudas de alquiler y suministros. Por otro lado, se lleva a cabo un acompañando a las familias ofreciendo asesoramiento. Se apoya para que las familias no pierdan sus viviendas, ayudando en el pago del alquiler a los que están en situaciones extremas, pero también buscamos asegurar que dentro de la vivienda no se pierdan las condiciones mínimas de habitabilidad, por lo que también se apoya en los gastos de luz, gas, agua, a las familias que más lo necesitan", apuntan desde Cáritas.

 

Además, se ofrece respuesta a las personas que no tienen hogar a través del Centro de Acogida Padre Damián y de la Casa de Acogida de enfermos de sida a lo largo del año.