Carbayo asume que las restricciones son "un toque de atención" a Salamanca para no volver a la "reclusión"
Cyl dots mini

Carbayo asume que las restricciones son "un toque de atención" a Salamanca para no volver a la "reclusión"

El alcalde de Salamanca asume las medidas, aunque reconoce que "no son gratas", y que se toman para "no retroceder a la reclusión y a la paralización total de las actividades".

El Ayuntamiento de Salamanca ha sido sede de una reunión clave para aplicar las medidas estrictas decretadas por la Junta para la capital, que entran en vigor este día 3 de septiembre y que suponen una importante limitación a las actividades sociales, reuniones o acceso a locales y servicios de hostelería. La han mantenido la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y el alcalde de la ciudad, Carlos García Carbayo.

 

"Valoro muy positivamente el ofrecimiento de la consejera de venir a Salamanca a explicar las medidas", ha dicho el alcalde de Salamanca que ha admitido que "hemos visto como la situación edpidemiológica se ha complicado en las últimas semanas" y que es "necesario actuar a tiempo para evitar restricciones mayores" como las que sufren otras comarcas. "Entendemos que las medidas son un toque de atención", ha reconocio Carbayo, que asegura que no es retroceder a Fase 1 de la desescalada, aunque las medidas son del mismo calado, salvo en la limitación de movilidad. El ayuntamiento ha empezado a adaptarse cambiando la programación cultural prevista y buscando nuevos formatos, y ha reiterado que habrá apoyo a las familias y a los empresarios.

 

"Este ayuntamiento es leal y esa lealtad supone asumir estas medidas que no son gratas", para "no retroceder a la reclusión y a la paralización total de las actividades", ha dicho Carbayo que asegura que "me duele el sufrimiento y preocupación de mis vecinos", que no van a poder realizar su actividad en todo o en parte "porque es su vida y su ilusión". También ha dicho que es lamentable tener que suspender las actividades previstas, "pero me dolería aún más que por resistirnos a asumir los cambios terminásemos por provocar un problema mayor" y toca "revertir la situación".

 

"No caben actitudes pasotas" y "los salmantinos somos mayores de edad y hemos demostrado un comportamiento ejemplar estos meses" y "esto va a seguir ocurriendo". "Más que nunca es la hora de la sensatez", ha dicho.

Noticias relacionadas