Carbajosa y Guijuelo B, con el peligro del abismo bajo sus pies

PELEA DE CUATRO. Con el Ciudad Rodrigo descendido y el Villamor a punto, la tercera plaza estará entre ellos dos, La Bañeza y el Universidad de Valladolid
ADRIÁN A. GARCÍA
S iete jornadas, siete finales. Eso es lo que tienen por delante Carbajosa y Guijuelo B para no acompañar al Ciudad Rodrigo en su descenso a la Provincial. Salvo sorpresa mayúscula, el Villamor será el segundo equipo que acompañará a los mirobrigenses, por lo que el tercer puesto se rifará entre los dos equipos salmantinos, el Universidad de Valladolid y La Bañeza. En la actualidad, el filial chacinero es el que ocupa ese tercer lugar, pero a tan solo un punto están los carbajosenses. En los dos casos, las victorias cosechadas la pasada jornada han elevado las creencias de ambos por la salvación.

Con el calendario en la mano, el conjunto de Sátur López es el que más fácil lo tiene, ya que se enfrentará a los tres conjuntos que están por debajo de él y a La Bañeza, rival directo; mientras que el Guijuelo B aún tiene que medirse a tres de los cinco primeros clasificados.

SÁTUR LÓPEZ
ENTRENADOR DEL CARBAJOSA
“Es digno de confianza que en la primera vuelta logramos los mejores resultados en este tramo que viene de la Liga”


Sátur López, entrenador del Carbajosa, no duda a la hora de definir su situación “no hay miedo, pero sí opciones evidentes de descenso porque estamos a un punto y estamos en una posible zona de arrastre”, aunque asegura que mirando el calendario la salvación no es tan difícil. “Hemos pasado lo más complicado y ahora tenemos un tramo más asequible y digno de confianza es que en la primera vuelta es cuando mejores resultados obtuvimos”, dice. Además, afirma que “no cambio mi situación por la de otros, prefiero estas situaciones, aunque jugar con equipos que no se juegan nada puede ser un arma de doble filo, ya que les puede salir su partido”. Para el técnico carbajosense, la clave de la permanencia pasa por “conseguir cuanto antes los puntos y mantener la línea de fuera de casa porque con las dos últimas victorias hemos dado un paso adelante, el equipo tiene que mantener la línea de presión y evitar la ansiedad”. Por último, destaca que al equipo “se le ve seguro, con ganas y sólo nos falta ser constantes y que nos salgan las cosas dos partidos seguidos”.