Carbajosa comenzó tocado y acabó hundido: Mal partido del equipo salmantino que luchó, pero no anotó
Cyl dots mini

Carbajosa comenzó tocado y acabó hundido: Mal partido del equipo salmantino que luchó, pero no anotó

Mal partido de Aquimisa Carbajosa, que vio la luz a ratos en el pabellón del municipio salmantino, pero que no encontró en ningún momento el aro para hacer frente a Marbella. 

Carbajosa Basket volvía a casa en menos de una semana con un objetivo claro; ganar, ganar y ganar. Para ello, no solo debía de volver a solventar su falta de efectivos dentro de la pintura, ante la ausencia de Pablo Román, que rescindió contrato con el equipo y la incapacidad por parte de Miroslav Jaksic de disputar este partido, puesto que en su momento, cuarta jornada de liga, el jugador ex del CB Tormes todavía no estaba (obviamente) inscrito; también tenía que mejorar sus porcentajes de tiro exterior. 

 

La dinámica en el primer cuarto por parte del equipo de naranja fue muy similar a la del último partido, un Carbajosa con mucha imprecisión y quizás inseguridad a la hora de tirar a canasta solo conseguía anotar corriendo tras contraataque y de las manos de Illikainen, que emerge como uno de los grandes titanes del conjunto del municipio salmantino junto a Arturo Cruz. Además, el equipo de Marbella hacía gala de su altura y encontró su principal fortaleza en el juego interior. 

 

Ahora bien, la garra y las ganas de conseguir una victoria por parte de Aquimisa Carbajosa seguían estando presentes y eran ejemplificadas a través de la cantidad de rebotes en ataque capturados, hasta ocho segundas oportunidades tuvo el equipo de Jesús Gutiérrez para tratar de mejorar y acercarse en el marcador. Tampoco así. Muy pocos puntos por parte de Aquimisa Carbajosa, que sin embargo no llegó a perder de más de 10 puntos de diferencia. El segundo cuarto fue para Aquimisa (15-13) y tan solo perdía de 6 puntos 28-34. 

 

El fallar lleva a la desconfianza y quedó patente en un tercer cuarto en el que a Aquimisa no le salía absolutamente nada, ni tiros, ni pases y tan solo 9 puntos anotados. Su rival, pese a que tampoco estaba jugando su mejor partido, con sendas pérdidas y también porcentajes bajos de anotación, aprovechó el mal cuarto y momento de los de casa y alcanzó la máxima diferencia del partido 35-51. Por otro lado y como dato negativo, eran las bajas agachadas tanto dentro de la psita como en la pista, tampoco acompañaba la de Jesús Gutiérrez, que se mostraba desesperado. 

 

Acabo el tercer cuarto y empezó el último anotando Carbajosa, parecía que llegaba la reacción, pero muy lentamente, lo que no llegaban eran los triples. Precisamente desde la línea de 6,75 a través de Alejandro Rubiera parecía que llegaba la remontada, pero resultó de nuevo un intento fallido. Aquimisa Carbajosa comenzó a carburar en el último cuarto, lo que no fue suficiente para ganar el partido: 59-69. 

 

Los cambios no son tan necesarios táctica o técnicamente, sino mentalmente. El equipo de Jesús Gutiérrez necesita volver a ser equipo y creer en sí mismo si quiere recuperar la senda de la victoria y acabar con esta racha negativa. 

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: