Cara y cruz en el porcino: el precio del ibérico sigue su caída y el blanco se 'dispara'
Cyl dots mini

Cara y cruz en el porcino: el precio del ibérico sigue su caída y el blanco se 'dispara'

Ver album

La mesa de ibérico de la Lonja salmantina optó por una nueva bajada del cebo y del cebo de campo, mientras que el blanco sigue de dulce con una nueva subida de los precios.

La mesa de porcino ibérico de la Lonja de Salamanca no ha variado su tendencia bajista gracias a un nuevo acuerdo entre ganaderos e industriales a la hora de fijar los precios para el cebo y el cebo de campo, tal y como acordaron los vocales. Todo ello, en una semana donde la matanza alcanzó los 69.000 animales, con 23.000 cochinos de cebo de campo y 46.800 de cebo, según los datos de Asici.

 

De este modo, en la ronda de debate, los ganaderos indicaron que poco a poco “se va llegando al sitio con tanta bajada”. Así otros productores señalaron que la situación del mercado "es mala, con todas las categorías salvo los tostones para bajar su precio. Fue una decisión unánime de la mesa, tras el debate mantenido con anterioridad entre ambos sectores".

 

Emilio Casaseca señaló que en otras semanas han llegado “a un acuerdo y no sé por qué esta semana no. Lo ideal sería llegar a un consenso”. Luis Ramos, por parte del sector industrial, también indicó que se acordó una bajada, “que en esta ocasión con 0,02 euros para cebo y cebo de campo, valdría, y a ver si parando un poco por las fechas que atravesamos… parar y ver qué pasa el día 29 de abril. Lo podemos pagar caro", opción que gustó a todos menos a Isidro Blázquez, vocal de su mismo sector.

 

Ante esta situación, los industriales recogieron el guante y compartieron la mala realidad del mercado, con una cotización final de 0,02 euros de bajada tanto para el cebo como para el cebo de campo, mientras que los lechones bajaron su precio 0,15 euros la gran partida y 0,10 la pequeña, misma situación que para los marranos cruzados y puros. El tostón, por contra, reptió su precio.

 

 

EL BLANCO, LA CARA AMABLE

 

Por otro lado, en cuanto al porcino blanco, el mercado sigue la misma tónica de las semanas anteriores, con oferta escasa y pocos kilos y una fuerte demanda. “No cabe otra que subir con fuerza”, indicó Goyo Sánchez, al menos hasta que la demanda caída.

 

De este modo, los cerdos selecto, normal y las cerdas subieron 0,06 euros, por los 0,03 euros en positivo para el cerdo graso, mientras que para el lechón ocurre algo parecido. “La realidad es que se pagan mucho más caros de lo que reflejamos ante la escasez y no se sabe cuál puede ser el techo”.

 

De este modo, la subida para esta categoría ascendió a dos euros, aunque “valen más”, mientras que los lechones holandeses se pagan a 80 euros, el precio más alto de Europa. Por último, los tostones, un “mercado caído y pesado”, aunque su precio subió un euro por no ‘tirar’ más el sector, aunque Goyo Sánchez no quiso "hacer subidas de marketing”.