Capullo expulsado de forma fulminante y sin necesidad de VAR