Caos de los ERTEs en Salamanca: el motivo y la solución que prepara el Gobierno

El presidente de Cecale consulta a la Junta sobre las denegaciones de ERTEs en Salamanca, única provincia que ha sufrido un número abultado de casos.

Muchas empresas de Salamanca se han econtrado, transcurrido un mes desde el estado de alarma, con que los ERTEs que solicitaron llegaban denegados. Durante la semana pasada recibieron las cartas correspondientes, como desveló TRIBUNA, lo que dejaba en difícil situación a los afectados. La explicación, además de la avalancha de gestiones, la decisión de rechazar las solicitudes de aquellos negocios que estaban declarados esenciales y a los que, a pesar de una reducción del negocio de hasta el 90%, no se les permitía protegerse. El motivo último, no obstante, es otro.

 

El presidente de Cecale, Santiago Aparicio, ha explicado a este medio que los ERTEs en Salamanca y, en algunos casos, Burgos se habían visto afectados por problemas de diferencia de criterios con el resto de provincias, por los que algunos se habían denegado. "Según nos ha comentado el consejero el problema de Salamanca es que una directora de la oficina que tramita enfermó y hubo que poner a un técnico al frente que no conocía la situación y eso ralentizó la resolución", ha dicho. "Todos los que no están concedidos que vuelvan a hablar de la casuística concreta porque igual hay algún motivo por el que no se puede conceder", ha explicado sobre la información publicada por TRIBUNA.

 

Aparicio ha insisitido en que hay casuístias comparables y, en caso de denegación, se podría volver a instruir expedientes, pero puede haber diferencias entre negocios muy parecidos con situaciones diferentes. Por ejemplo, una óptica de un centro comercial, que por obligación tiene que estar cerrado, puede ver aceptado un ERTE y una que está a pie de calle recharzarse, siendo el mismo tipo de negocio.

 

Ahora esta situación puede tener, en parte, una solución. El Gobierno tiene previsto aprobar este martes un nuevo paquete de medidas económicas que incluye dar preferencia durante dos meses más al teletrabajo, pero también una medida que le ha pedido la patronal: cambios en los ERTEs. Si se aprueba, este martes se podría abrir la posibilidad de que las empresas de sectores esenciales puedan presentar expedientes de regulación temporal de empleo (ERTEs) para la parte de su actividad no considerada esencial.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: