Cantabria se carga las vacaciones escolares de Semana Santa

La comunidad da otra vuelta de tuerca a su modelo educativo y elimina las vacaciones de Semana Santa para mantener la estructura de cinco bimestres con una semana de descanso entre ellos. Ya introdujo el modelo de las cinco vacaciones. Además, reduce las evaluaciones y mantiene jornada reducida en Infantil y Primaria.

La Mesa Sectorial Docente de Cantabria ha aprobado este viernes el calendario escolar del próximo curso, en el que se mantienen algunas de las novedades avanzadas estos días desde la Consejería de Educación, como la supresión de las vacaciones vinculadas a las fiestas de Semana Santa y Carnaval o la reducción del número de evaluaciones, que pasan de cinco a cuatro, siendo una de ellas -la primera de todas, que se hace al mes y medio de comenzar las clases- de carácter cualitativo y las tres restantes, cuantitativas.

 

El objetivo de los cambios en los periodos de descanso, que serán sustituidos por sendas semanas a finales de febrero y principios de mayo, es mantener la estructura de cinco bimestres, separados por una semana. Se trata del modelo implantado este año académico que está a punto de concluir, pero que introduce una racionalización de los tiempos escolares más adecuada para procurar un mayor bienestar "físico y emocional" a los alumnos.

 

En el encuentro también se ha dado luz verde al inicio de las clases a jornada completa para los alumnos de Educación Secundaria y Bachillerato, que arrancan los próximos 12 y 18 de septiembre, respectivamente, mientras que en Infantil y Primaria -donde comienzan el día 7- se mantiene las tres horas y media actuales de clase, así como también al finalizar el curso en junio. La decisión obedece a que estos últimos escolares vuelven al 'cole' tras la "desconexión" de las vacaciones largas del verano, y tienen "otros ritmos vitales", por lo que se incorporan de forma "progresiva", para acostumbrarse "poco a poco" a las clases y tareas escolares.

 

A este respecto, el titular de Educación ha admitido que le hubiera gustado que el consenso fuese "global" y "uniforme", ya que las familias demandaban mantener el mismo horario durante todo el curso. De hecho, habían iniciado una campaña de recogida de firmas en este sentido a través de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos de Cantabria (FAPA). Ruiz, que espera que estos colectivos "comprendan las razones" que han motivado la decisión final, les va a informar hoy mismo por teléfono del calendario aprobado y las novedades, para reunirse en los próximos días con ellos.

 

Por su parte, portavoces de los sindicatos representados en la Junta de Personal Docente han mostrado su "satisfacción" por el "diálogo" y "consenso" que ha habido para sacar adelante un calendario y un modelo basado, según defienden, en "criterios pedagógicos".

 

 

NOVEDADES

 

Sobre los cambios en las evaluaciones, aprobados por "unanimidad" de las partes, el consejero de Educación ha valorado que el primer examen -el de carácter cualitativo- se hace en un momento "muy apropiado", tras un mes y medio de clase. Se trata por tanto de un "primer informe" o "diagnóstico" para ver los puntos positivos y dificultades que presentan los alumno, y acordar así las medidas que correspondan en cada caso. Las otras tres evaluaciones, las que cuentan para nota, se realizarán antes de las vacaciones de Navidad, otra intermedia -previa a los festivos de Pascua- y la última a final de curso.

 

Del inicio, y a propósito de la vuelta al 'cole' progresiva en Infantil y Primaria, Ruiz ha recordado que se trata de un mes muy importante para abordar elementos de programación y cuestiones de coordinación, y homogeneizar criterios.

 

Y en relación con los periodos de descanso, ha recordado que esas semanas se proponen actividades que no se desarrollan en el entorno escolar. En esta labor para ayudar a la conciliación -que es un problema "social", no solo "laboral", ha apuntado- también colaboran algunos ayuntamientos que organizan igualmente acciones complementarias, ha recordado. Por otro lado, en la Mesa Sectorial Docente se ha aprobado una orden de interinos que mejora "sustancialmente" aspectos relacionados con la convocatoria y de organización, en una región donde la tasa de interinidad es "muy alta".