Cano: “Ni antes era la revelación ni ahora un perro; ni tan malos ni tan buenos”

CUESTIÓN DE RACHAS. “No he visto ningún equipo que llegue tanto como el Salamanca, no he visto que nos pasen por encima.
Teresa Sánchez
El calendario, apretado al límite algunas semanas por aquello de las televisiones, ofrece al Salamanca la oportunidad de aprovechar una nueva opción de conseguir la primera victoria de 2011 y cerrar así una racha de resultados negativos –cuatro derrotas y cinco partidos sin ganar–, que irremediablemente empiezan a preocupar. A todos, incluido al propio entrenador de la UDS, aunque Óscar Cano, siempre tendente a buscar aspectos positivos, ve brotes verdes en el juego que le hacen estar esperanzado en una pronta victoria. Así lo explicaba él mismo. “Frente al Xerez, por ejemplo, está claro que hay acciones que debemos mejorar, hay excesivos desajustes pero me invita al optimismo el que no he visto un equipo que llegue tantas veces al área como llegó el Salamanca. No he visto que ninguno nos haya pasado por encima. Por lo tanto a lo mejor es cuestión de ajustar cosas, de aguantar el chaparrón y esperar a que salga el sol.”
Para el preparador, el equipo está sumergido en la típica racha que más pronto o más tarde afecta a casi todos los planteles. “Pasamos de la euforia a la decepción muy rápidamente. Nosotros, como entrenadores del equipo, tenemos que decirle al jugador que hay razones por las cuales creer. Es cierto que no llevamos una trayectoria, en cuanto a puntos, positiva pero también es cierto que quedan muchas jornadas y todos los equipos están inmersos en buenas rachas y malas rachas. Antes del partido del Rayo alguien comentó que se iban a enfrentar los dos entrenadores revelación de la categoría, ahora poco más que soy un perro. Yo ni antes era la revelación ni ahora un perro, ni antes estábamos tan bien, ni ahora tan mal”.

Reaccionar pasa por mirar, únicamente al partido de Cartagena y no al tramo final de la primera vuelta. “Ahora mismo sólo veo ese partido porque si miro el futuro están los del final de la primera vuelta y luego vamos a Córdoba, que está fuerte, luego viene el Tenerife. Si miramos más allá del partido del Cartagena veremos dificultades por todos los sitios”.

Ni siquiera se para demasiado a lamentarse por una nueva lesión que le deja sin un jugador fundamental como Moratón. “Habrá que sobrevivir sin su experiencia. Otras veces ha faltado y la defensa ha rendido a buen nivel. Hay que ser optimistas y confiar en los que hay”, señaló para adelantar que, en principio, Zamora será su sustituto.

Una posible novedad será la de Edu Bedia. Frente al Xerez ya dispuso de sus primeros minutos, aunque hubo a quien le extrañó que jugara sin haber entrenado. El técnico explicó su decisión. “No podemos permitirnos el lujo de tener el centro del campo casi sin efectivos, a Endika tocado y darle toda la responsabilidad a un chaval –Sergio Ramos–, que juega en Regional. Todo tiene su proceso. Nosotros estamos contentísimos con él porque tiene una gran proyección pero todo tiene su madurez. Un crío no puede salvar la economía de este país pese a que con cuatro ya sepa sumar y restar. No se podía entregar esa responsabilidad a un jugador que todavía no ha pisado un campo de Segunda B. Por eso se convocó a Edu Bedia y como el partido para gente que transmitiese cosas, qué mejor que poner a alguien así. Todo se hace por algo. Juega Edu Bedia por algo, se quita a Mario por algo, se mantiene a Brian por algo”, señaló.

Después añadió lo que puede aportar. “Es un futbolista con criterio y, cerca del área, con peligro porque también tiene llegada y nos puede venir muy bien”