Cano deja entrever que utilizará a Juanpa de lateral y a Rosas con Yuste

PARTIDILLO. El técnico utilizó un once muy cercano al que podría sacar frente al Tenerife en el entreno de ayer. AUSENCIAS. Faltaron Marcos Márquez, con un golpe, y Biel Ribas, con un pinchazo en la espalda
ISABEL DE LA CALLE
No es Óscar Cano un técnico que suela enseñar sus cartas antes de los partidos, pero ayer, en un partido a campo completo –que tampoco suele ser habitual entre sus ejercicios–, alineó al que parece su equipo titular del sábado frente al Tenerife.

En defensa, el técnico granadino entregó el peto de titulares a Sito Castro, Goiko, Moratón y Juanpa, como lateral izquierdo, cubriendo el hueco dejado por Anaitz Arbilla, que está sancionado.

En el centro del campo llegó la otra novedad del equipo, ya que Cano alineó a Mario Rosas junto al pivote fijo en todas las quinielas, Héctor Yuste. Por delante, jugaron Kike López, Perico y Quique Martín, a falta del delantero, que será Marcos Márquez, aunque ayer prefirió no forzar al tener un fuerte golpe en su gemelo.

Además del delantero sevillano, faltaron al entrenamiento de ayer el salmantino Toti, aquejado de una gastroenteritis y el cancerbero Biel Ribas, que sufrió un pinchazo en la espalda y tuvo que retirarse. Bernabé ocupó su lugar en la portería.

Mario Rosas se sincera
Tras el entrenamiento, el andaluz Mario Rosas quiso ser positivo respecto a la racha que está sufriendo el equipo unionista y explicó que a pesar de la actual dinámica del equipo, la UDS va a revertir la situación en cualquier momento: “Cuando estás muy bien y las cosas se tuercen, lo positivo es saber que el equipo puede dar la talla y ganar a cualquiera. Todos los equipos pasan por malas rachas. Estamos en febrero y queda tiempo para reaccionar. Lo que está claro es que hay que ponerse las pilas y saber que podemos hacer las cosas bien ante cualquier equipo. Ahora nos somos tan malos y antes tampoco éramos tan buenos”, añadió el centrocampista unionista.

El malagueño, además, se mostró convencido de que la actual racha de resultados se verá cortada enseguida:“Cuando pierdes ocho partidos, el ánimo baja pero cuando empieza el encuentro tienes que dejarlo de lado y saber que tienes que ser competitivo y trabajar. Una victoria te sube la moral a nivel colectivo. Aunque sea repetitivo, tenemos que trabajar, ser solidarios, ayudarnos y dejar de lado los egos”, dijo.