'Canicross' Salamanca: los perros se suman a la moda del 'running'

Rodilla y Martín han sido los atletas que más puntos han sumado en las seis pruebas organizadas desde octubre hasta marzo en Gomecello, Aldeatejada, Monterrubio de la Armuña, Calzada de Valdunciel, Béjar y Santa Marta de Tormes.

La modalidad deportiva de 'canicross', que consiste en correr acompañado por un perro, está ganando adeptos en Salamanca, donde se ha multiplicado el número de pruebas y donde el club existente -Canicross Salamanca- también ha triplicado en apenas dos años su cifra de integrantes, que roza la veintena.

  

En este mes de marzo, con la carrera de Santa Marta de Tormes, ha terminado la segunda edición de la Liga Provincial de Canicross, con los triunfos del bejarano Óscar Rodilla y la salmantina Leticia Martín.

  

Rodilla y Martín han sido los atletas que más puntos han sumado en las seis pruebas organizadas desde octubre hasta marzo en los municipios de Gomecello, Aldeatejada, Monterrubio de la Armuña, Calzada de Valdunciel, Béjar y Santa Marta de Tormes.

  

Para participar en las pruebas absolutas es obligatorio el uso de arnés y línea de tiro adaptados y cómodos para el perro, y el cinturón para el corredor, donde se enganchan atleta y animal.

  

Este tipo de citas están ganando adeptos no solo a nivel competitivo sino también participativo, pues estas pruebas cuentan además con carreras paralelas a nivel popular e incluso para niños, con distancias adaptadas.

  

Las pruebas de canicross se suelen realizar en los meses de otoño e invierno para evitar las altas temperaturas, incluso el reglamento contempla la obligación de reducir distancias a partir de los 16 grados o la posibilidad de suspender pruebas cuando los termómetros superan los 20 grados.