Camiones y casetas: vuelven las estrecheces a la Plaza Mayor de Salamanca
Cyl dots mini

Camiones y casetas: vuelven las estrecheces a la Plaza Mayor de Salamanca

Estrecheces para pasar por presencia de casetas, camiones, terrazas (Foto: Félix Oliva)

Salmantinos, turistas y aficionados a los libros 'pelearán' durante los próximos días con las furgonetas de carga y descarga por el espacio en la Plaza Mayor.

Cambiar para que todo siga igual. Este parece haber sido el lema del Ayuntamiento de Salamanca para el planteamiento de este año de la Feria Municipal del Libro. Tras anunciar hace unas semanas cambios para que las dos citas de los libreros, actual y antiguo, no causaran las molestias que el equipo de Gobierno dice que se causan a salmantinos y turistas, las instalaciones de la feria estrenan pequeños cambios en su disposición. Pero lo que no se toca es la constante circulación de camiones y furgonetas para el carga y descarga.

 

La fase final del montaje de las casetas, el escenario y la oficina central de la feria del libro permite ver un ligero cambio. En principio, y con las mismas casetas, se ha decidido ampliar un poco el paso lateral y cambiar de sitio el escenario. Sin embargo, la realidad es que las estrecheces se repiten. Durante toda la mañana se ha podido comprobar como camiones y furgonetas ocupaban por completo el carril que se hace entre las casetas de la feria y las sillas de las terrazas. El paso sigue siendo estrecho y compromete la seguridad de los peatones.

 

Sin embargo, se ha vuelto a optar por favorecer este tráfico, intenso, que convierte muchos días del año la Plaza Mayor en un auténtico aparcamiento de vehículos cargados que circulan sobre el recién estrenado pavimento, que todavía se está reformando. El horario y la circulación del carga y descarga no se modificarán y, en su lugar, se ha preferido modificar la feria municipal del libro bajo la premisa de que impide contemplar la Plaza Mayor y la fachada del Ayuntamiento unos pocos días, como los muchos eventos que la ocupan sin que se modifiquen lo más mínimo.

 

 

Este será el primer cambio que se haga para mantener las ferias del libro en la Plaza Mayor, pero habrá más. La más afectada será la del libro antiguo que recortará su duración. Este es el cambio que va a hacer el equipo de Gobierno para quitarse de encima las críticas, mientras no se tocan eventos como la Nochevieja Universitaria´, el constante montaje y desmontaje de escenarios o el abusivo tráfico de carga y descarga que sí dañan el monumento.