Cambios en vivienda en Salamanca: los barrios donde pueden bajar los alquileres y recargo por tener pisos vacíos
Cyl dots mini

Cambios en vivienda en Salamanca: los barrios donde pueden bajar los alquileres y recargo por tener pisos vacíos

La nueva ley de vivienda establece bonificaciones para bajar el precio en las zonas más caras, y la capital salmantina es una de las que tiene los alquileres más altos por metro cuadrado. Los barrios del centro o la zona universitaria podrían ser los más afectados.

El municipio de Salamanca es uno de esos en los que el alquiler y venta de vivienda destaca por su elevado coste, al tiempo que hay  miles de pisos vacíos. Puede que no sea una de esas localidades en las que se habla de precios "tensionados", pero sí hay 'burbuja' de alquiler desde hace unos años, los precios siguen siendo altos en algunas zonas (especialmente en relación a las rentas) y se ha convertido en la capital de provincia con el metro cuadrado más caro.

 

La situación cambia por barrios y no es lo mismo comprar o alquilar según el sitio: estos son los barrios más caros para comprar y alquilar vivienda en Salamanca. Ahora eso puede cambiar, al menos para aquellos que viven 'de renta' en una vivienda en la capital. La futura ley de Vivienda del Ministerio de Movilidad, Transportes y Agenda Urbana introduce cambios para limitar los precios en aquellas ciudades con las tarifas más altas y para insuflar pisos a la oferta de alquiler.

 

Bajar los alquileres

Por ahora, la cartera del ministro Ábalos no ha dado la clave: la lista de las zonas tensionadas. Son aquellas en las que los precios del alquiler son especialmente altos y sobre las que se quiere actuar. Pero según los datos del mercado, algunas zonas de la capital podrían ser de alta tensión sobre los precios. Alquilar un piso en la capital cuesta 9 euros por metro cuadrado en los barrios más caros; es el precio más alto de todas las capitales de provincia de Castilla y León, y supera a muchas del país.

 

Eso son más de 800 euros al mes por un piso de 90 metros cuadrados en el centro, el barrio más caro. San Bernardo-Carmelitas-Campus (8,1 €/m2) eleva el precio por encima de los 700 euros al mes y Prosperidad-Delicias (7,4 €/m2) supera los 650 euros/mes de renta. El rango de precios de algunos barrios de Salamanca entra de lleno en las cifras que pone como referrencia el ministerio, que ha puesto un ejemplo sobre bonificaciones para pisos de más de 700 euros al mes.

 

De momento no se dice nada de un posible límite absoluto de precios, como pedía Unidas Podemos, lo que ha generado ya un primer conflicto, pero sí se conocen ya las ventajas que tendrán aquellos que bajen de precio sus pisos para alquilar. Según el proyecto del ministerio, los propietarios que rebajen un 10% la renta del contrato en alquiler de su vivienda en zonas tensionadas tendrán derecho a una reducción del 90% sobre el rendimiento neto en su declaración del IRPF.

 

En cifras, si un propietario que tenía un contrato de arrendamiento de 700 euros al mes y  firma uno nuevo por 630 euros/mes, tendrá derecho a un beneficio fiscal en el IRPF de cerca de 950 euros al año, mucho más de lo que pierde. 

 

Alquiler en mejores condiciones

Además, se establece una bonificación del 60% en el caso de los alquileres de viviendas de protección. "Con esta medida se estimula la incorporación al mercado del alquiler de viviendas a precios limitados y se favorece el acceso a las personas y hogares con menores ingresos", según el Ministerio. 

 

Asimismo, cuando se alquile una vivienda a inquilinos con ingresos por debajo de determinados importes, los propietarios también tendrán derecho a una reducción en el IRPF, pero en la propuesta del Ministerio el porcentaje está aún sin definir.

 

En la misma línea, los propietarios que hayan realizado obras de rehabilitación o mejora en la vivienda de alquiler en los últimos tres años y que impliquen un desembolso de más de seis meses de renta, se beneficiarán también de una bonificación del 60%.

 

Pisos vacíos

El proyecto de ley recoge una bonificación para propietarios del 70% en el IRPF por la incorporación de una vivienda para alquiler habitual en las zonas tensionadas, lo que ayudaría a aumentar la oferta y poder reducir los precios del mercado inmobiliario de alquiler, pero hay otras medidas más taxativas.

 

La propuesta en la que está trabajando el Ministerio que dirige José Luis Ábalos también apuesta por introducir una definición de vivienda vacía a efectos del recargo del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI). En concreto, propone recoger en la propia legislación reguladora del IBI una definición "clara" de vivienda sin uso para que los ayuntamientos puedan aplicar el recargo en la cuota del IBI a aquellos inmuebles de uso residencial que permanezcan desocupados, estableciendo un periodo temporal de referencia de dos años, fijando un número mínimo de cuatro inmuebles por propietario y estableciendo una serie de causas justificadas de desocupación temporal del inmueble.

 

Grandes propietarios

Por otro lado, también se establece que se definirán los criterios para la consideración de gran tenedor de vivienda en las zonas tensionadas, "en función de su potencial influencia, por el volumen de inmuebles de uso residencial de su titularidad en el mercado del alquiler en esa zona, que deberá representar, al menos, un 1% de las viviendas principales en el régimen de alquiler de la zona". "Aquellos propietarios que tengan tal consideración deberán colaborar y ofrecer información sobre el uso efectivo de sus inmuebles", dice el texto.