Cambios en el tráfico de Salamanca: cuatro meses de corte en una calle y doble sentido en Torres Villarroel
Cyl dots mini

Cambios en el tráfico de Salamanca: cuatro meses de corte en una calle y doble sentido en Torres Villarroel

Las calles Torres Villarroel y Álvaro Gil. Foto: A. Santana

Las obras en Álvaro Gil obligarán a cerrar a la circulación esta calle durante cuatro meses y a convertir Torres Villarroel en doble sentido durante este tiempo.

El proyecto para renovar el tramo de Álvaro Gil entre la avenida de Portugal y el paseo de Carmelitas va a obligar a cambios notables en el tráfico en dos calles que son fundamentales para el acceso Norte de la capital, la afectada por la obra y su paralela, Torres Villarroel. La obra, que servirá para mejorar la red de evacuación de agua de Álvaro Gil y adecentar la calle, bastante castigada, obligará a cerrarla al tráfico durante un período prolongado y a convertir su paralela en doble sentido mientras duren las obras.

 

Según el proyecto que se ha aprobado este martes en el comisión informativa de Fomento, la calle Álvaro Gil va a mejorar su red de tuberías para evitar las habituales inundaciones, además de para arreglar la calzada y las aceras, para lo cual hay que aprobar el proyecto y proceder a su contratación. Cuando esto ocurra, está previsto que esté al menos cuatro meses cerrada al tráfico, con los consiguientes problemas. 

 

Esta calle es uno de los principales accesos desde el Norte hacia el centro de la capital y su cierre va a generar complicaciones. Para compensarlo se habilitará mientras duren las obras el doble sentido en su paralela, Torres Villarroel, lo que servirá para aliviar las previsibles dificultades para circular. No obstante, todavía habrá que esperar un tiempo porque una vez se apruebe este martes el proyecto hay que licitarlo, adjudicar e iniciar las obras, que tienen un plazo previsto de cuatro meses.

 

La obra incluye nuevas canalizaciones de agua, reparación de toda la calle y cambios en los pasos de peatones, por lo que será necesario habilitar desvíos de tráfico que permitan compatibilizar la ejecución de las obras proyectadas en condiciones de seguridad con la menor afección al tráfico local. En el proyecto se da la solución de cambiar el tráfico de Torres Villarroel. "Al tratarse de una calle con dos carriles en el mismo sentido de circulación y teniendo la calle paralela Torres Villarroel también de dos carriles de único sentido, sería necesario volver a dejar dicha calleb con doble sentido durante el transcurso de las obras, lo que permitirá desmantelar las conducciones existentes y reponer las conexiones con ramales y acometidas en su ubicación actual, tanto para el saneamiento como para la red de distribución de agua, dejando únicamente servicio peatonal en la calle Álvaro Gil", explica.

 

Para las obras de pavimento de calzada y posterior reposición será necesario cortar también el tráfico en los dos carriles de la avenida, señalizando los desvíos provisionales que sean pertinentes para la correcta ordenación del tráfico local, así como para el acceso a garajes y locales comerciales.

Noticias relacionadas