¿Cambiar la Constitución? Sí, pero para hacer más llevadero el Puente