Cámaras, agentes y colaboración de la Policía Local: Tráfico declara la guerra al uso del móvil en Salamanca
Cyl dots mini

Cámaras, agentes y colaboración de la Policía Local: Tráfico declara la guerra al uso del móvil en Salamanca

Imagen de archivo de un vehículo de la Guardia Civil de Tráfico

La DGT inicia una semana de campaña de vigilancia contra el uso del móvil, la principal de las distracciones, que causa decenas de accidentes.

La DGT va a echar el resto en los próximos días en la 'guerra' contra uno de los elementos más peligrosos al volante: el móvil. Desde este lunes, Tráfico ha puesto en marcha una campaña especial de vigilancia contra las distracciones, factor que ya está detrás de una cuarta parte de los accidentes de circulación y que se concreta de manera muy especil en el uso del teléfono móvil ya sea para hablar o para usar aplicaciones de mensajería.

 

La campaña durará una semana, hasta el día 22 de septiembre, y se desplegará para los controles a todo un arsenal de agentes y cámaras; se desarrollará tanto en carretera como en ciudad. Además, invita a los policías municipales de a incrementar esta vigilancia en sus respectivos ámbitos de actuación y agradece su aportación a la seguridad vial. Además, se usarán las cámaras instaladas en su día para controlar el uso del cinturón, de las que hay dos disponibles en Salamanca y que ya se usaron en Semana Santa para controlar el uso del móvil.

 

Según la DGT, las distracciones al volante, que provocan el 26 por ciento de los accidentes con víctimas mortales y que en 2018 costaron la vida a 446 personas y dejó un total de 1.983 heridos. Durante 2018, las distracciones causaron el 60% de las víctimas mortales en las carreteras de Salamanca: supera con mucho la media nacional, que ronda el 25%.

 

Según la subdelegación, entre los factores concurrentes de los accidentes mortales registrados el año pasado se encuentran los siguientes:

- En 6 de ellos estuvo presente la conducción distraída o desatenta

- En 2 de ellos estuvo presente la velocidad inadecuada

- En uno de ellos el sueño también fue causante del accidente

- El no respetar la prioridad también fue causa de otro de los accidentes.

 

 

Coger el móvil multiplica por cuatro el riesgo

 

Así, la DGT recuerda que la distracción en la conducción es la primera causa de accidentes de tráfico y que usar el móvil durante la conducción multiplica por cuatro el riesgo de sufrir un accidente. De hecho, añade que distintos estudios apuntan que hablar por el teléfono móvil mientras se conduce es comparable a conducir bajo los efectos de las bebidas alcohólicas. En total, los datos de la DGT apuntan que durante 2018 la distracción fue el factor recurrente en 18.591 accidentes con víctimas, el 26 por ciento del total en los que fallecieron 446 personas y otras 1.983 resultaron heridas graves.

 

La DGT recuerda que la Ley de Seguridad Vial considera que es una infracción grave -que conlleva una multa de 200 euros y la pérdida de 3 puntos del carnet-, conducir mientras se usan manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción.

 

A la vigilancia de los agentes de tráfico a pie de carretera desde hace meses, la DGT utiliza medios automatizados para controlar este tipo de infracción. Actualmente dispone de 216 cámaras que están instaladas en las carreteras y en las que se puede constatar si el conductor hace uso del móvil.

 

Pese a la alta percepción de riesgo, un gran porcentaje de conductores declara que utiliza el teléfono móvil mientras conduce. Estos porcentajes son particularmente altos entre los conductores hasta los 34 años. En concreto, la DGT advierte de que un conductor que habla mientras conduce pierde la capacidad de mantener una velocidad constante; no guarda la distancia de seguridad suficiente con el vehículo que circula delante; su tiempo de reacción aumenta considerablemente (de media a dos segundos, según los reflejos de cada conductor). Por otro lado, añade que los tipos de accidentes más frecuentes debidos a distracciones son la salida de la vía, el choque con el vehículo precedente o el atropello.