Cámara y Confaes piden a la Diputación que convoque correctamente la comisión para disolver Ifesa

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, durante su intervención.

La última convocatoria del órgano que va a liquidar Ifesa, una decisión impulsada por la Diputación, se hizo por correo electrónico y sin respetar los procedimientos oficiales. Las dos entidades exigen a Javier Iglesias una convocatoria reglamentaria y que comprometa su presencia.

La Cámara de Comercio y Confaes consideran que el equipo de Gobierno de la Diputación no está cumpliendo con sus obligaciones en el proceso de liquiedar Ifesa, la sociedad que organizaba la agropecuaria de septiembre hasta que el presidente Javier Iglesias decidió no inscribirla, organizar otra con la única participación de la Diputación y disolver la sociedad ferial. A pesar de ello, la Diputación sigue sin convocar de manera correcta los órganos puestos en marcha para finiquitar Ifesa.

 

El comité de disolución de Ifesa está presidido por el propio Iglesias y es desde su presidencia que se tienen que convocar las reuniones de esta comisión. Sin embargo, la Diputación no convoca a los afectados (Ifesa está formada por varios integrantes) respetando los procedimientos oficiales; la última vez, para este lunes, se hizo a través de un correo electrónico que carecía de datos sobre quién hacía la convocatoria. Además, Iglesias suele delegar su presencia a pesar de ser el presidente de la Diputación y de la comisión para disolver Ifesa.

 

 

DECISIONES DISCUTIBLES

 

La situación en la que está envuelta Ifesa desde que la Diputación impuso desolverla hace necesario que se respeten todos los procedimientos. Cámara de Comercio y Confaes consideran que se están tomando decisiones muy trascendentes que requieren de convocatorias legalmente impecables y de la presencia de Javier Iglesias. Además, recuerdan que algunas cuestiones sobre la disolución de Ifesa y el fin de Agromaq están en los juzgados y que la sociedad tiene pendientes cuestiones con sus trabajadores. 

 

Algunas de las decisiones tomadas en Ifesa por impulso de la Diputación han sido muy discutidas por las dos organizaciones representativas de los empresarios. Entre ellas, el trato de preferencia que se dio en el reparto publicitario a la empresa editora de La Gaceta desde que Iglesias llegó a la presidencia de la Diputación. Tras acceder al cargo, multiplicó la cuantía que se pagaba a esta empresa en el plan de publicidad para Agromaq. De la misma manera, enfocan sus sospechas a las concesiones de contratos para la gestión de la imagen de la feria a una empresa directamente relacionada con el presidente de La Gaceta, Pedro Díaz, que gestiona su hijo, y a la que se le han sido concedidos varios contratos de gran cuantía sin las justificaciones oportunas. Iglesias contravino concediendo esos trabajos a AF Diseño Gráfico sus propias palabras de hace 3 año,s cuando rescindió unilateralmente el contrato con la entonces adjudicataria del servicio de comunicación e imagen aludiendo "a la necesidad de reducir costes y procurar ahorro, realizando esas labores con personal propio de la Diputación".