Caja Rural Salamanca ofrece a sus clientes las principales formas de pago móvil
Cyl dots mini

Caja Rural Salamanca ofrece a sus clientes las principales formas de pago móvil

Caja Rural Salamanca permite pagar con los principales sistemas de móvil.

Los clientes de Caja Rural pueden pagar cómodamente con su móvil a través de Apple Pay, Google Pay, Samsung Pay y Ruralvía Pay independientemente del terminal que tengan.

La apuesta que mantiene Caja Rural de Salamanca por la digitalización y por poner al servicio de sus clientes las últimas tecnologías ha hecho posible que la entidad haya cerrado acuerdos con las compañías tecnológicas más relevantes para ofrecer a sus clientes las principales formas de pago móvil que existen actualmente en el mercado.

 

Gracias al esfuerzo realizado, los clientes de Caja Rural pueden pagar con su móvil, independientemente del terminal que tengan, a través de Apple Pay, Google Pay, Samsung Pay y Ruralvía Pay, la app de pago móvil de la entidad. Para ello, los clientes solo tienen que añadir sus tarjetas de Caja Rural a la plataforma de pago móvil de la que sean usuarios a través de unos sencillos pasos.

 

El pago móvil es un método fácil de utilizar, cómodo, rápido y seguro. Una característica esta última que cobra un especial sentido en los tiempos que corren. Por un lado, la operación cuenta con las máximas garantías de seguridad porque para autorizarla hay que añadir la huella dactilar o el PIN y, por el otro, minimiza el riesgo de contagio por coronavirus.

 

Las distintas formas de pago móvil de las que pueden beneficiarse los clientes de Caja Rural de Salamanca son:

  • Apple Pay: aplicación para los usuarios de Apple que tengan iPhone o Apple Watch. Para utilizarlo, solo hay que añadir las tarjetas de Caja Rural a Wallet. Con Apple Pay, es posible comprar en todo tipo de apps sin tener que volver a introducir los datos de la tarjeta.
  • Google Pay: aplicación para los usuarios de Android, que ofrece todo lo necesario para realizar compras y mantener los datos seguros. Además, permite gestionar la cuenta, tanto en el sitio web como en la aplicación, con total comodidad.
  • Samsung Pay: aplicación para los usuarios de Samsung. Tras registrar las tarjetas a través de unos sencillos pasos, y una vez registradas, con la autenticación biométrica se paga de forma segura y rápida sin necesidad de introducir ningún PIN. Además, Samsung Pay permite incluir tarjetas de fidelización. Solo hay que seleccionar la función fidelización, escoger el programa y registrar las tarjetas.
  • Ruralvía Pay: es la solución para realizar cualquier pago por móvil y tener controlado el gasto de todas las tarjetas de Caja Rural, entre otras muchas funcionalidades. Con esta aplicación los clientes de la entidad pueden pagar con el móvil sin tener que llevar efectivo ni tarjetas. Además, al incluir Bizum, también es posible realizar pagos entre amigos y pagar en un montón de tiendas online.

 

Ruralvía Móvil, la banca móvil de Caja Rural

Con el objetivo de hacer a los clientes de la entidad su día a día más fácil, Caja Rural de Salamanca ha ampliado las condiciones del servicio de aplazamiento de compras, permitiendo aplazar una o varias compras realizadas tanto con tarjeta de crédito como de débito a través de Ruralvía. Además, a través de la app los clientes pueden activar alertas por SMS y avisos al móvil, permitiéndoles estar informados de los movimientos de sus cuentas y tarjetas al instante, gestionar el límite de las tarjetas, bloquearlas de forma temporal y desactivarlas, entre otras funcionalidades.

 

La cercanía que caracteriza al Grupo Caja Rural con sus clientes cuando estos se dirigen a sus oficinas se extrapola al mundo digital a través de todo un ecosistema de aplicaciones, funcionalidades y servicios digitales que les permite conectar con la entidad cuando y donde lo necesiten, siempre con el objetivo de mejorar y facilitar su día a día.

 

Éste es el sentido de #CONECTAmos, un concepto global que aúna la conexión tecnológica y emocional del Grupo con sus clientes. Un paso más en la humanización de la relación digital entidad-cliente, ya que cuando las personas conectan se genera entre ellas una relación de confianza mutua. Una confianza y cercanía que en el ámbito digital de la entidad, el Grupo logra poniendo a disposición de sus clientes herramientas financieras tecnológicas con las que sentirse igual de cerca que cuando acuden a su oficina.