Caja Rural Castilla- La Mancha incorpora ‘Bizum’ a su app ‘ruralvía wallet’

‘Bizum’ es la nueva solución de pagos por móvil en tiempo real, que permite realizar transacciones entre particulares con solo conocer el número de móvil para enviar dinero al instante.

Caja Rural Castilla-La Mancha acaba de incorporar la nueva solución de pago por móvil entre particulares ‘Bizum’, que permite realizar operaciones al momento y sin ningún coste para el cliente.

 

El servicio de pago entre particulares permite tanto realizar como solicitar pagos, de forma sencilla y cómoda, con tan solo conocer el número de teléfono móvil de la otra persona. En menos de 5 segundos, casi de forma instantánea, la persona que recibe el pago tiene el dinero disponible en su cuenta bancaria, lo que agiliza la operación de transacción.

 

No es necesario abrir una nueva cuenta ni cambiar de banco. Sin pre-cargas y no es necesario conocer la cuenta del destinatario. No implica descargarse o introducir los datos en una APP: el cliente simplemente debe darse de alta en la app “Ruralvía wallet” y vincular su cuenta bancaria habitual con su número de móvil.

 

Además, la solución está respaldada por los sistemas de seguridad de Caja Rural Castilla-La Mancha, cumpliendo con los más estrictos estándares y regulación bancaria en materia de pagos y de protección de datos.

 

Ruralvía wallet’ es gratuita para los clientes de Caja Rural Castilla-La Mancha y está disponible tanto para smartphones Android como para móviles Iphone en sus respectivas app stores.

 

A través de ‘Bizum’, Caja Rural Castilla-La Mancha ofrece a sus clientes un servicio diferencial e innovador para atender las demandas de nuevos servicios del consumidor, que demanda soluciones de pago sencillas, inmediatas y para todos.

 

 

“Si llevas móvil, llevas dinero”

Bajo este lema, la nueva aplicación ‘Bizum’ resume en parte la funcionalidad que posee en origen, si bien está previsto que en un futuro próximo permita también realizar compras online y pagos en comercios.

 

Bizum’ es un proyecto conjunto de la banca española que se enmarca entre las iniciativas de innovación digital para atender las nuevas necesidades de sus clientes y que cuenta con la colaboración de las asociaciones bancarias AEB, CECA y UNACC. Las entidades adheridas a él representan una cuota de mercado superior al 95%.