Caja Duero-España recalca que “a día de hoy no se ha contactado con nadie”

No hay nada de nada. Fuentes oficiales de Caja Duero-Caja España desmintieron ayer a este periódico cualquier movimiento de la macrocaja castellana y leonesa con otra entidad.
J. R.

“A día de hoy no existe ningún contacto con nadie”, explican a TRIBUNA ante los rumores desatados en este fin de semana sobre un hipotético comienzo de conversaciones entre Caja Duero-Caja España y la entidad andaluza Unicaja para sondear una fusión fría (SIP). El rotundo desmentido de las dos principales cajas de ahorros de la Comunidad es compartido por el otro virtual actor en este proceso:Unicaja. La entidad andaluza ha calificado de “pura especulación” el acercamiento con Caja Duero-Caja España. A este barco se ha sumado también el vicepresidente segundo de la Junta de Castilla y León y consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva. “Yo creo que Caja Duero-Caja España en estos momentos, oficialmente, no tiene ningún contacto con ningún grupo”, replicó Villanueva a los rumores de fusión fría con Unicaja publicados el sábado en el Diario de León, que, de todos modos, reduce las desmentidas conversaciones a iniciáticas.

El mensaje de que todo sigue igual llega en una semana, una más, convulsa en el sector financiero por las exigencias mayores del Gobierno central de solvencia. En el caso de Caja Duero-Caja España, el core capital mínimo se sitúa en un 10% antes de que concluya el mes de septiembre. En caso contrario, el órdago del Ejecutivo de Zapatero se traduciría en una nacionalización de las entidades que no cumplan ese requisito. Caja Duero-Caja España contaba, una vez sumados los fondos del FROB, 525 millones de euros, con un core del 8,01%. Fuentes de Caja Duero-Caja España matizaron a este diario que la macrocaja necesitaría, “en el peor de los escenarios”, una cantidad inferior a los 500 millones de euros. Aunque la solvencia de la entidad ha experimentado un notable estirón con respecto a 2009, cuando se limitaba al 7,1%, su situación es peor que la de Unicaja.

13,1% de ‘core’
La caja con sede en Málaga puede alardear de una salud financiera ciertamente envidiable, con un core del 13,1%. En toda España, solo la guipuzcoana Kutxa (caja en euskera) ofrece mayor solvencia. En todo el baile de fusiones desencadenado en los últimos meses, Unicaja ha vivido una relativa calma. La única modificación que experimentó fue la absorción, efectiva el día 1 de enero del año pasado, de una entidad de mucho menor peso como Caja Provincial de Ahorros de Jaén.

Mientras, el consejero de Economía y Empleo agregó ayer que, en caso de haber habido algún tipo de diálogo entre Caja Duero-Caja España y Unicaja, se debería a la “preocupación” que domina en el sector financiero ante la incertidumbre generada por el Gobierno. “Cualquier entidad hoy tiene por delante, primero, que analizar la situación de la banca en el ámbito europeo;segundo, la nacional; tercero, ver las entidades de ahorro que pueden aportar algo a su proyecto; y, cuarto, buscar mecanismos para hacerse con capital privado”, pormenorizó Villanueva.