Cae la ‘banda de las tragaperras’ con ochenta robos a sus espaldas

‘Operación Puma’. Detienen a seis hombres rumanos que residían en Don Benito y Almendralejo. Modus operandi. Actuaban por la noche en establecimientos próximos a la carretera para facilitar la fuga
E. GÓMEZ

Tras meses de investigación, la Comandancia de la Guardia Civil de Salamanca desarticuló el pasado martes un grupo organizado dedicado al robo con fuerza en establecimientos, en el marco de la denominada operación Puma. La actuación se ha saldado con la detención de seis personas rumanas, que presuntamente cometieron hasta 80 robos en las provincias de Badajoz, Cáceres y en Salamanca. Con esta actuación se ha desarticulado la conocida como banda de las tragaperras.

La desarticulación de este grupo, especializado en las máquinas tragaperras, ha sido compleja ya que los detenidos mantenían fuertes medidas de seguridad tanto en la ejecución de sus acciones como en sus desplazamientos, lo que dificultó los seguimientos y vigilancias por parte de los agentes.

El ámbito de actuación de los asaltantes comprendía las provincias de Huelva, Córdoba, Badajoz, Cáceres y Salamanca, siendo sus ejes de progresión la Nacional 630, la A-66 y la A-5. Para los desplazamientos, se autobastecían de carburante, el cual obtenían ilícitamente de camiones estacionados en áreas de servicio y de explotaciones agrícolas. El crudo era almacenado en garrafas y bidones ocultos en tres puntos distintos de la provincia de Badajoz, los cuales estaban próximos a vías de comunicación principales. Después de cometer los delitos, acudían a dichos puntos para repostar los vehículos utilizados.

Actuaban prácticamente todos los días de la semana, por la noche, prefiriendo los establecimientos próximos a las vías indicadas para facilitar la huida. Dependiendo de las dificultades para cometer los robos, el número de participantes podía variar de tres a cinco individuos.

Aunque la ejecución material de la acción duraba escasos segundos, para evitar ser identificados, los actos preparatorios de aproximación y de seguridad duraban hasta cinco horas. Antes de cometer los asaltos, permanecían en las inmediaciones del establecimiento con el objetivo de vigilar el momento más oportuno para actuar, y los posibles movimientos de los agentes de la Guardia Civil.

Las investigaciones concluyeron el pasado 14 de junio ya que el Equipo Contra la Delincuencia Organizada estableció un dispositivo de vigilancia y seguimiento en la localidad de Don Benito, efectuando un control operativo sobre los integrantes del grupo mencionado.

Tras tener conocimiento de una nueva intervención por parte de esta banda delictiva, los agentes de la Benemérita se desplazaron hasta las inmediaciones de la ciudad de Cáceres, donde el grupo ejecutó un robo con fuerza en un establecimiento ubicado en un área de servicio próximo al citado municipio.

Fue entonces cuando los agentes interceptaron a cinco de los detenidos, incautándose del botín sustraído. Los arrestados responden a las iniciales A. A. C., F. M., A. I. R., S. M. y S. I. E.

En la mañana del pasado miércoles se detuvo al sexto integrante en la localidad de Don Benito, con iniciales M. C. B.

Los arrestados son de nacionalidad rumana y residentes en las localidades pacenses de Don Benito y Almendralejo.