Cada salmantino desembolsó 650 euros en tasas o impuestos para las arcas del Ayuntamiento

El ayuntamiento de Salamanca recaudó 94,8 millones en impuestos directos e indirectos y tasas en el año 2016 a costa del bolsillo de los ciudadanos. Solo con el IBI, la caja ascendió a 45,5 millones, 311 euros pro habitante.

647 euros. Ésa es la cantidad de dinero que cada salmantino se vio obligado a pagar por los impuestos directos e indirectos y las tasas fijados por el ayuntamiento de Salamanca. Al menos eso es lo que revelan los datos del ministerio de Hacienda recogidos por la página Presupuestos Gobierto, que indican además que el montante económico total que fue a parar a la caja del Consistorio ascendió a casi 95 millones de euros.

 

Por partidas, la que genera los mayores ingresos para las arcas municipales en el pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), cuya recaudación en 2016 fue de 45,5 millones, o lo que es lo mismo, 311 euros por cada ciudadano.

 

Le siguen en el ránking la tasa por la recogida de basuras, con un coste por habitante de 85 euros y una recaudación final de 12,4 millones, mientras que por el Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), cada ciudadano desembolsó 21 euros y el Ayuntamiento recaudó más de 3 millones de euros.

 

En el caso de las multas, le cuestan 16 euros a cada salmantino, para un total de 2,3 millones de euros, siendo las de circulación las que contaron con un mayor montante económico.

 

En resumen, los impuestos directos supusieron en 2016 443 euros por cada ciudadano, por los 29 euros de los indirectos y los 175 de las tasas y otros impuestos, para un total de 647 por ciudadano al año, solo para las arcas del ayuntamiento de Salamanca.