¿Cacao con o sin protección solar? Cómo hay que cuidar los labios en el día a día
Cyl dots mini

¿Cacao con o sin protección solar? Cómo hay que cuidar los labios en el día a día

Labios

La piel de los labios tiene unas peculiaridades que la hacen más sensible a las agresiones externas, pero no por ello son necesarios unos cuidados diarios. 

En la piel de los labios no hay glándulas sebáceas como en el resto de la piel de la cara y, por tanto, no cuentan con esa lubricación natural.

 

Además sus capas externas son de una piel más fina que la del resto del cuerpo y, por tanto, es una piel que está más expuesta.

 

En el día a día, en condiciones normales, no es necesario aplicar cacao si los labios están bien, no tienen sequedad, ni picor, ni presentan ninguna otra afección.  Ahora bien, con la llegada del frío, y en el caso de que sí presentaran esa sequedad o picor se aconseja el empleo de cacaos hidratantes, basados en aceites naturales, como la manteca de karité, o bien a base de ácido hialurónico.

 

Hay que tener con cacaos que se basan en derivados del petróleo que hacen que el labio se reseque más; de forma que terminamos echándonos más producto y se genera una espiral de la que es difícil salir. Un punto importante también es evitar que estos productos lleven perfumes o galatos porque en el labio inducen con mucha facilidad alergias de contacto. Sí convendría que en las épocas de verano, o bien si vamos a ir a esquiar, o a hacer montaña, el emplear cacao con fotoprotección.

 

PATOLOGÍAS MÁS FRECUENTES DE LOS LABIOS

 

Es frecuente ver en personas de edades avanzadas, o bien en aquellas que hayan trabajado toda su vida en el exterior, o incluso en personas fumadoras, la queilitis acnítica, un daño en la mucosa provocada por el sol que puede evolucionar en un cáncer con el tiempo.

 

Los labios son una zona del cuerpo que se afecta con mucha frecuencia en las personas con dermatitis atópica. Tambien la dermatitis irritativas con descamación y picor ya que nos mojamos más los labios con nuestra propia saliva, que en vez de hidratarlos los reseca. También consecuencia del frío ambiental dice el dermatólogo que son habituales las queilitis por irritación, con mucha sequedad y fisura en la piel de los labios.