Breve historia de un libro de de 62 años (1960-2022), VI
Tribuna mini Saltar publicidad
Asanz 600x800 file
Cyl dots mini

Breve historia de un libro de de 62 años (1960-2022), VI

José Luis Bonet, Presidente de Cámara España, y autor de una de las catorce microponencias de insignes autores que figuran en la Estructura Económica de España, 26 edición

Sexta entrega del seria que firma Ramón Tamames para Tribuna. 

Dentro del seguimiento que estamos haciendo de un libro de 62 años de vida (1960-2022), Estructura Económica de España, 26 edición, hoy nos corresponde la explicación de los contenidos de esa obra. En ese sentido, apreciamos cinco partes sucesivas en el referido trabajo, empezando por medio ambiente y población, para seguir en la II con los temas básicos de industria, energía y construcción. En tanto que en la parte III, nos encontramos ya con los servicios que se desarrollan durante una gran fracción del conocimiento del PIB. La parte IV se refiere a todo el sector exterior, en el que destaca la avanzada forma en que España se ha ido situando, más abierta al tráfico internacional de todas clases que países como Francia, Italia y Reino Unido, y sólo por detrás en Europa de Alemania. Finalmente, en la parte V se aprecia el desarrollo del marco institucional en sus cambiantes políticas y económicas, monetaria, fiscal, de financiación autonómica, etc.

 

 

UN LIBRO EN CINCO PARTES

 

No será necesario recurrir a Heráclito, para recordar que el tiempo es implacable, y que todo cambia en su transcurso. En ese sentido, tras una labor de muchos meses, de los autores pudimos dar por terminada la 26 edición de Estructura Económica de España, con lo que es prácticamente un libro nuevo.

 

En definitiva, en la obra se abarcan lo más nuevo del periodo de 14 años (2008/2022), en el cual hemos pasado por dos alteraciones socioeconómicas de gran trascendencia. Y naturalmente, el ín­dice del libro se ha modificado sustancialmente a lo largo de sus cinco partes. Con una primera sobre Medio Ambiente, donde se considera el gran problema del calentamien­to global y el cambio climáti­co. Cuestiones ya conocidas desde el siglo XIX, pero que se han agigantado hasta ser un doble fenómeno que hoy constituye el mayor problema de la humanidad, el verdadero ser o no ser de la vida presente y futura. También en la parte I se incluye todo lo referente a población española, decadente. Y a un sector FAO tecnológicamente muy mejorado y más potente que nunca.

 

La parte II abarca tres temas básicos: industria, energía y construcción, que conjuntamente mueven más del 40 por 100 del PIB, con gran incidencia en el cambio estructural. Y además de analizar históricamente el retraso en nuestra propia revolución industrial, veremos la gran mutación de nuestro tiempo en el modelo energético, desde los combustibles fósiles a las energías renovables: el agua, el viento, el sol y la biomasa, que con grandes avances tecnológicos reconquistan posiciones en la energía primaria. Para repasar, después, los sectores industriales, en relativa contracción por una externalización excesiva. Revisando la construcción, como gran industria de ensamblaje que, entre 2000 y 2008 conoció un boom extremo y especulativo, con más construcción de viviendas en España que el Reino Unido, Francia y Alemania en conjunto.

 

 

La parte III del libro nos lleva al amplio y creciente proceso de más servicios en la composición del PIB. Una realidad teorizada por la Ley Petty-Clark, que los sitúa ya próximos al 80 por 100 del PIB en analogía a los países más desarrollados. Con la expresión más significativa en trans­portes, distribución comercial, etc.; y de servicios digitales y de inteligencia artificial, dos sendas de conocimiento y organización que tienen por delante largo recorrido; con un teletrabajo acelerado durante y después de los tiempos de confinamiento pandemiario. Y naturalmente, destacamos la transcendencia que en España tiene el servicio por excelencia, el turismo; con EE.UU. y Francia y la propia España, a modo de tripleta, de la mayor recepción de turistas extranjeros (España con 85 millones en 2018). Si bien es cierto que China, en poco tiempo, pasará por delante de todos.

 

La parte IV, nos revela una característica de la economía española, de la que muchos todavía no se han percatado: somos uno de los Estados más abiertos a la economía mundial en el intercambio de multitud de bienes y servicios (casi el 70 por 100 del PIB). Así se aprecia al comparar balanzas de pagos. Y en inversiones extranjeras, en las que también España tiene una posición destacada, como cuarto país de los 27 Estados miembros de la Unión Europea. Esa mayor internacionalización, ha de seguir, entre otras cosas porque los mercados relevantes ya no son los nacionales, ni siquiera los europeos, sino los mundiales.

 

Finalmente, en la parte V del libro se aprecia el desarrollo del marco institucional con sus cambiantes políticas económicas. Con todo lo que fue la evolución monetaria de la peseta, entre 1868 y 2002, para entrar finalmente en la moneda común de la UE, el euro. Y tras esa transición monetaria, veremos la habida en fiscalidad, cubriendo la complejidad de la financiación autonómica económica, la evolución de riqueza y renta en relación con el estado de bienestar, todo lo que significa la Constitución en el proceso económico. Con una reflexión final sobre el futuro que cabe esperar.

 

Hubo que revisar, por supuesto, la muy amplia bibliografía generada en los catorce años desde la 25 edición de Estructura Económica de España, los cambios habidos en el mundo de las empresas, con toda su ilación de permanencia, desaparición, nuevas creaciones, transformaciones de grupos enteros, presencia foránea, etc.

 

IMÁGENES PARA IMAGINAR

 

Una de las novedades de la edición 26 de Estructura Económica de España es el hecho de que además de la información estadística que hay en el libro, 198 cuadros a lo largo de los 19 capítulos, hemos incluido 96 ilustraciones de todo tipo: diagramas, mapas, histogramas de frecuencia, esquemas de circuitos, efigies de grandes economistas y empresarios, etc.

 

Todas esas imágenes, creo que componen un buen acompañamiento del texto que se enriquece con explicaciones al pie de cada diseño, como expresión de los contenidos. Así las cosas, se configura una especie de ilación continua a lo largo del libro, con dos presunciones básicas: que cada imagen puede valer por mil palabras, y también por aquello de Alicia, en el país de las maravillas de Lewis Carroll, de la indudable superioridad de un libro que tiene estampas.

 

 

Las imágenes a que me refiero son expresivas de fenómenos del entorno ambiental (clima, hidrografía), demografía (pirámides de población), historia del sector agrario (la Mesta con sus principales cañadas reales), regadío y trasvases, agroindustria de la vid y sus Consejos de Denominación de Origen, o los del olivar. Para seguir con el desarrollo protoindustrial histórico con las fábricas reales de los primeros Borbones, a las ubicaciones ulteriores de la minería y de los grandes sectores industriales, incluida la construcción.

 

Sin olvidar las manifestaciones de los principales servicios y el alto grado de apertura comercial del país por importaciones y exportaciones. Incluyendo el esquema de Ruggles para el PIB en sus diversas manifestaciones, y el circuito de las cuentas nacionales según Richard Stone. Y con un esquema muy claro sobre el proceso de concentración de entidades crediticias, como consecuencia de la Gran Recesión.

 

Se completa ese conjunto de representaciones gráficas con las efigies de los principales protagonistas del desarrollo en España de los hechos monetarios, fiscales, y del propio crecimiento económico global, vía cambios estructurales, como sucedió con el Plan de Estabilización, el ingreso en la Unión Europea, o los Pactos de La Moncloa.

 

En resumen, estimamos los coautores que la nueva incorporación gráfica da al nuevo libro un mayor valor agregado, útil para entender mejor el relato evolutivo que hacemos en el libro.

 

 

Dejamos aquí el tema por hoy, para seguir el próximo viernes. Y como siempre, los lectores de Tribuna pueden conectar con el autor en [email protected].

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: