Bourges: Otras caras, idéntica filosofía

El Bourges Basket es un fijo en el paso de Halcón Avenida por la Euroliga femenina de baloncesto. Desde que el conjunto salmantino aterrizara en la máxima competición continental, en la edición de 2007, sumaba tres temporadas seguidas cruzándose con el conjunto francés en la liguilla de clasificación y, como no, también en 2010 habrá duelo entre Halcón y Bourges, aunque esta vez en la ronda de octavos de final.
T. S. H.

Dos viejos conocidos frente a frente aunque esta vez, al contrario de lo sucedido en anteriores temporadas, es el conjunto galo el que más novedades presenta. La marcha de su gran estrella, la gala Celine Dumerc, a Ekaterimburg obligó a reestructurar el plantel. También dejaron el equipo piezas importantes como Melain y Cata-Chitiga, pero Pierre Vincent recompuso el plantel con hasta siete fichajes, entre los que destacan las jugadoras francesas Anael Landry, Jennifer Digbeu o Pauline Salegnac. La norteamericana Essence Carsson, procedente del TTT Riga, es la que ha cogido el relevo de Dumerc, aunque si destaca por algo este Bourges es por mantener esa idea de bloque sólido en el que todas suman en ataque y defensa que le gusta a Vincent.

Precisamente en su disciplina defensiva ha basado buena parte de las victorias que ha sumado en la primera fase de grupos, cinco en total. Bourges ha sufrido más que en campañas anteriores para clasificarse pero si algo ha demostrado es que en su pista es un hueso duro de roer. En el Palais ha ganado cuatro de los cinco partidos –sólo perdió el primero frente al ZVVZPrague–, y todos por diferencias importantes. Precisamente en los duelos Halcón-Bourges, el conjunto salmantino mantiene la cuenta pendiente de ganar en Francia. En total suma tres visitas y tres derrotas (en 2007, 65-62), (en 2008, 79-59) y (en 2009, 76-51). Por contra en Salamanca Bourges si sabe lo que es ganar, lo hizo con claridad en el primero de aquellos enfrentamientos 58-74.