Bomberos salmantinos ayudan en Lesbos

No miran para otro lado. Ayudan a los refugiados que llevan en barcas jugándose la vida. Piden ayuda para poder continuar.

Un grupo de bomberos de Castilla y León trabaja diariamente en el auxilio de refugiados que llegan a la isla de Lesbos (Grecia), unas tareas que consisten en divisar desde la costa la llegada de barcas y ayudar a sus ocupantes a poder llegar a tierra.

 

Para ello, los bomberos voluntarios, integrantes de la ONG ‘G-Fire’, entran en el agua cuando las embarcaciones están en las proximidades y les ayudan a poder completar esos últimos metros hasta la costa, que en ocasiones son los más peligrosos cuando llegan a zonas de acantilados o rocas o cuando las fuerzas fallan por hipotermias u otras complicaciones de salud.

 

 

Así lo han señalado los salmantinos José Luis Carrera y Álvaro Vallejo, dos bomberos que ya han estado en la zona y que ahora han cedido el testigo a otros compañeros. Actualmente, son dos de Zamora, uno de Valladolid y otro de Zamora.

 

Estos voluntarios han explicado que el grupo partió en su primera expedición el 9 de diciembre del pasado año, a iniciativa de bomberos de Palencia y, desde entonces, el grupo ‘G-Fire’ cuenta con cuatro voluntarios en la zona, que se van relevando cada dos semanas.

 

Allí, los presentes trabajan todos los días de 02.00 a 14.00 horas, a la espera de barcas – que suelen partir de costas africanas por la noche- a las que socorrer con sus trajes de neupreno y aletas, pues no tienen embarcación, ya que no cuentan con fondos para tener más medios como barcas.

 

En concreto, ‘G-Fire’ actúa al norte de Militine, por encima de donde se encuentran los bomberos sevillanos y donde llega un número de embarcaciones que fluctúa, dependiendo de las condiciones climatológicas.

 

ATENCIÓN A REFUGIADOS

 

En este sentido, José Luis Carrera ha explicado que llegan más barcas a otras zonas, donde trabajan otros voluntarios, pero que a ellos les ha tocado hacer frente a las que llegan a ese lugar con niños y personas en “muy malas condiciones” de salud en muchos casos.

 

A pesar de los esfuerzos, que hacen mella y que impiden cualquier otra labor en la zona que no sea trabajar y dormir, los bomberos que ya han estado en Lesbos aseguran que se quedan con “el agradecimiento de la gente”.

 

APOYO SOCIAL

 

Hasta el momento, ‘G-fire’, que no cuenta con ayuda institucional, ha podido sufragar en la zona el alquiler de un apartamento para todos los voluntarios y un coche para que se puedan desplazar a las zonas de rescate.

 

En cuanto a los desplazamientos desde España, los están pagando los propios bomberos voluntarios, quienes animan a la sociedad a que les ayude para tener medios en la zona y seguir colaborando en la respuesta a la crisis humanitaria que se vive con los refugiados.

 

Para esas posibles ayudas y para ofrecer información continuada, la organización no gubernamental ha abierto perfiles en redes sociales y una página web www.gfire.org, además de abrir una cuenta bancaria en Cajamar Caja Rural para posibles donaciones (IBAN: ES43 3058 5201 5527 2001 0749).