Bomba en el sector de la automoción: Nissan cierra su fábrica en Barcelona tras sufrir pérdidas récord

Planta de Nissan en Barcelona. Foto: EP

El cierre afectaría a 3.000 personas y se haría a finales de 2020. La empresa ha cerrado el ejercicio con más de 5.600 millones de euros en pérdidas.

El fabricante japonés de automóviles Nissan, como parte de su nuevo plan estratégico a medio plazo, ha decidido cerrar su planta de producción de Barcelona, lo que supondrá el recorte de los cerca de 3.000 puestos de trabajo directos con los que cuenta la instalación, según confirmaron a Europa Press fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

 

El fabricante japonés cerró su año fiscal, finalizado el 31 de marzo, con unas pérdidas netas atribuidas de 671.200 millones de yenes (5.688 millones de euros al cambio actual), en comparación con las ganancias de 319.100 millones de yenes (2.704 millones de euros) del año previo.

 

La compañía ha comunicado esta mañana de forma oficial al Ministerio su decisión de poner fin a su presencia en Cataluña, donde opera una planta de producción de vehículos en Barcelona, así como una instalación de prensado en Montcada i Reixac (Barcelona), un centro de logística y otro de desarrollo en El Prat de Llobregat (Barcelona).

 

Este anuncio se produce después de semanas de rumores de cierre de la instalación catalana, cuya plantilla estaba en huelga desde el pasado 4 de mayo, y supone una medida que se enmarca en el nuevo plan estratégico de la empresa, que se prevé que contemple una reducción de su fuerza de trabajo global de alrededor de 20.000 personas, el 15% del total.

 

Los representantes de los trabajadores están reunidos con la dirección de Nissan desde primera hora de este jueves, un encuentro en el que se les ha comunicado esta decisión estratégica, y la plantilla está concentrada a las puertas de la factoría de la Zona Franca. Fuentes sindicales explicaron a Europa Press que el cierre afecta a las plantas de Barcelona, Montcada i Reixac (Barcelona) y Sant Andreu de la Barca (Barcelona), y se prevé una "reestructuración" en otras áreas de España. Además, las mismas fuentes apuntaron que el cierre de estas instalaciones podría ser en diciembre de 2020.