Billage: soluciones para pymes
Cyl dots mini

Billage: soluciones para pymes

Todo pequeño y mediano empresario sabe que el tiempo es oro.

Y es que, además de las tareas relativas a su actividad, cualquier pyme que se precie se ve obligada a emplear parte importante de sus recursos en tediosas tareas administrativas de todo tipo. Operaciones bancarias, facturación, gestión comercial… Y lo que aún es peor: para completar cada uno de estos cometidos de obligado cumplimiento es necesario acceder desde distintas plataformas, lo que supone un gasto de tiempo extra.

 

Precisamente, con el fin de optimizar cualquier proceso concreto e integrar el conjunto de los mismos en un entorno común surge Billage, el software de gestión Fintech definitivo, cuya misión principal es simplificar y englobar las distintas áreas del negocio en un entorno sencillo, intuitivo y eficaz.

 

Adiós a la gestión tradicional

 

Por ejemplo, tener una hoja de cálculo para la facturación, otra para los proveedores y otras tantas más para cada tarea puntual es sinónimo de ineficacia y, más que probablemente, fuente de incidencias de toda índole. Lo cual se traduce en una dilatación de los plazos, en un empleo improductivo de recursos y, por consiguiente, en un gasto innecesario de dinero.

 

No es extraño, por tanto, que cada vez sean más las empresas y autónomos que consideran imprescindible dejar atrás los métodos tradicionales de gestión para digitalizar e integrar en un mismo entorno operaciones y procesos de diversa naturaleza. Esto supone la aparición de un nuevo perfil de cliente más y mejor informado, que busca continuamente una alternativa cuya funcionalidad encaje mejor en las necesidades de su actividad empresarial.

 

He aquí una de las grandes ventajas de Billage: la adaptación. Una aplicación estándar podría cubrir las exigencias de unos, pero no alcanzar a hacerlo con las de otros. Por eso mismo, la única opción es adaptarse a las necesidades concretas de cada compañía y ofrecer en cada ocasión soluciones a medida.

 

Una vez contemplado y diseñado el modelo de gestión global, si algo caracteriza a Billage es su funcionalidad, materializada en la sencillez de su interfaz y la intuitiva organización de sus bloques informativos. Partiendo de su razón de ser, la optimización de la gestión empresarial, es imprescindible contar con una herramienta lo más gráfica y descriptiva posible, que ofrezca las prestaciones deseadas de una forma rápida y efectiva.

 

Nuevo modelo: sencillez y ahorro

 

Como señalábamos anteriormente, cada organización posee unas peculiaridades y un modelo de gestión diferente, algo que inevitablemente requiere de soluciones distintas. Por eso, el objetivo principal del equipo de Billage es diseñar la herramienta perfecta para cada caso. Tras analizar la situación concreta, ponen en marcha su maquinaria para confeccionar la aplicación ideal, que integre todos los aspectos necesarios y, en definitiva, que haga mucho más fácil el día a día de la empresa o autónomo en cuestión.

 

El primer paso es identificar el problema o problemas de gestión específicos. A partir de ahí, comienza la búsqueda de la solución, la cual, para que sea válida, ha de cumplir cuatro requisitos: agilidad, rapidez, eficacia y sencillez. Una vez se hayan integrado e implantado los cambios pertinentes, en Billage ofrecen a sus usuarios un servicio de soporte siempre disponible para modificar cualquier aspecto, consultar cualquier duda y, como último objetivo, ayudarles a alcanzar el éxito.

 

Otra ventaja diferencial del uso de Billage es la forma de adquirirlo: el modelo de suscripción. Ya no se requiere una importante inversión en caras licencias de uso de programas estandarizados que además, en muchas ocasiones, incluyen contenidos y funcionalidades que ni siquiera van a ser utilizados. El nuevo paradigma contempla el alquiler del software periódicamente mediante un sistema de cuotas totalmente asequible para cualquier organización. Y, sobre todo, pagando por aquellas herramientas que van a ser utilizadas y rentabilizadas y descartando aquellas otras que no requiera la compañía.

 

Los sistemas de suscripción disponibles van desde un plan gratuito, ideal para autónomos o pequeñas empresas con poco volumen de negocio (o para otras con mayor volumen que quieran probar la eficacia de la aplicación), hasta un más que asequible Todo en Uno, que incluye acceso ilimitado a módulos de facturación, proyectos y CRM, pasando por un paquete intermedio para aquellos que sólo necesiten utilizar uno de los mencionados módulos. Sea cual sea la elección a contratar, Billage incluye en todas ellas las siguientes prestaciones: acceso gratuito de gestor fiscal, soporte gratuito, copia de seguridad diaria, calendario sincronizado con Google Calendar, almacenamiento de documentos en la nube, gestión de contactos (empresas y personas), gestión de productos y servicios, paneles de análisis y alertas, informes y API pública.


Un conjunto de prestaciones del que se benefician ya más de 12.500 empresas y autónomos en nuestro país, cantidad que sigue incrementándose progresivamente convirtiendo a Billage en una de las herramientas de gestión empresarial más utilizadas.