Benjamín Crespo no ha publicado cuentas ni presupuesto en los dos años que lleva en la Cámara
Cyl dots mini

Benjamín Crespo no ha publicado cuentas ni presupuesto en los dos años que lleva en la Cámara

Crespo cumple dos años como presidente de la Cámara y ha eludido su obligación de publicar el presupuesto, las cuentas y la auditoría: faltan los de 2017 y 2018. También oculta el sueldo de Checa.

La actual directiva de la Cámara de Comercio e Industria de Salamanca, con su presidente al frente, está incumpliendo flagrantemente varios de los preceptos de la nueva Ley de Cámaras de Comercio de Castilla y León, aprobada definitivamente el 28 de noviembre. La entidad que ahora preside Benjamín Crespo se está saltando obligaciones básicas como publicar sus cuentas, auditorías o liquidación de presupuesto, las subvenciones y ayudas públicas que recibe y los sueldos de sus altos cargos. Suficiente para calificar a la Cámara salmantina con un '0' en transparencia. Algo en lo que la Junta y su dirección general de Comercio deben tomar cartas por tratarse de la administración tutelante de la Cámara.

 

La visita al apartado de transparencia de la web oficial de la Cámara es un viaje atrás en el tiempo. Concretamente, al año 2015 y 2016. Estas son las fechas de documentos como el presupuesto, la liquidación, la auditoría de cuentas, el informe de gobierno corporativo o las retribuciones de los altos cargos. Este día 14 de diciembre se cumplieron dos años desde que Crespo fue elegido presidente de la Cámara, lo que supone que no ha llegado a hacer públicos ninguno de los dos presupuestos de su mandato, como las liquidaciones o las correspondientes auditorías de cuentas. La falta de actualización no sería excusa: publicar toda esta información es obligatorio.

 

Según el apartado de transparencia (se puede consultar en este LINK), el último presupuesto ordinario presentado es el correspondiente al ejercicio 2016; la última liquidación de presupuesto es de 2015; la última auditoría de cuentas es de 2015; y el último informe anual sobre gobierno corporativo, de 2015. Así que durante la era Crespo no se ha hecho público presupuesto; y la última liquidación, última auditoría y último informe de gobierno son de antes de la llegada de la Junta de Castilla y León, que comandó interinamente la Cámara.

 

El 'paquete' de presupuesto, liquidación y auditoría ha de presentarse cada año antes del 1 de noviembre a la Junta de Castilla y León para su aprobación definitiva; de no lograr aprobarse presupuesto, se entenderá como prorrogado un presupuesto cuando no se haya aprobado nuevo con el inicio de cada ejercicio económico.

 

 

Subvenciones públicas y sueldos de altos cargos


Además, las Cámaras de Comercio e Industria de Castilla y León deben publicar también en su página web las subvenciones y otros recursos públicos que puedan percibir para el ejercicio de sus actividades así como las retribuciones percibidas anualmente por los altos cargos y máximos responsables y, en su caso, las indemnizaciones recibidas por el cese en sus labores.

 

En los últimos años, la Cámara se ha nutrido de convenios y subvenciones con el Ayuntamiento de Salamanca o la Diputación, pero en el correspondiente apartado no se informa sobre la cuantía y contenido de estas ayudas. De hecho, el apartado está vacío. La nueva ley aprobada hace unas semanas ha conseguido una financiación estable a través de los presupuestos de la Junta.

 

En cuanto a las retribuciones de los altos cargos, la web oficial de la Cámara nos invita de nuevo a viajar al pasado. La última información corresponde al año 2017 y es del director general, Gabriel Hortal, que ya se ha jubilado. No hay dato alguno sobre lo que cobra la persona que, por designación presidencial, ocupó este cargo: Emilio Checa.