Bélgica busca el paso que le coloque en el Olimpo con un grupo asequible como primer test
Cyl dots mini

Bélgica busca el paso que le coloque en el Olimpo con un grupo asequible como primer test

Lukaku y Kevin De Bruyne

La selección belga aspira a dar un paso más este verano en la Eurocopa tras su tercer puesto en el último Mundial, y buscará comandar un Grupo B asequible con las 'locales' Dinamarca y Rusia y con la debutante Finlandia.

Ausentes de todos los grandes torneos desde 2004 a 2012, el rumbo de los 'diablos rojos' dio un giro brutal con la llegada de Roberto Martínez, que tomó las riendas del combinado belga después de la marcha de Marc Wilmots tras la Euro de Francia 2016, en la que el equipo terminó séptimo al caer en cuartos ante Gales.

 

El entrenador español 'heredó' un talentoso grupo de futbolistas, que ya habían sido sextos en Brasil, a los que clasificó para la cita mundialista de 2018. Bélgica, que miraba con nostalgia su techo de las semifinales de 1986, en las que un doblete de Diego Armando Maradona acabó con sus sueños, repitió la hazaña, aunque con el mismo resultado.

 

Francia puso freno a sus aspiraciones en Rusia, pero después pudo resarcirse ganando el duelo por el tercer puesto ante Inglaterra, mejorando el cuarto lugar de México '86. Tras una fase de clasificación inmaculada con 10 victorias en otros tantos encuentros -40 goles a favor y solo 3 en contra-, los 'diablos rojos' quieren citarse esta vez con la gloria en el torneo continental, en el que el subcampeonato de 1980 figura como su mayor logro hasta la fecha.

 

Lo harán, además, como número uno del ranking FIFA, con una sola derrota en sus últimos 23 partidos y pendientes de tres de sus hombres de referencia: el madridista Eden Hazard, ausente durante casi todo el curso por culpa de una interminable sucesión de lesiones; Kevin De Bruyne, lesionado en la final de la Liga de Campeones con el Manchester City; y el tocado Axel Witsel (Borussia Dortmund). El delantero Romelu Lukaku, con 40 goles a sus espaldas que permitieron al Inter ganar la Serie A, garantiza pólvora arriba, donde también podría formar otro campeón liguero, con el Atlético de Madrid, como Yannick Carrasco.

 

Atrás, el portero del Real Madrid Thibaut Courtois ansía dar continuidad a su espectacular campaña, arropado por una veterana defensa compuesta por Toby Alderweireld (32 años), Jan Vertonghen (34) y el exbarcelonista Thomas Vermaelen (35). Con todos estos mimbres, incluidos nombres como Dries Mertens (Nápoles), Thorgan Hazard (Borussia Dortmund) o Jason Denayer (Olympique de Lyon), Roberto Martínez tratará de colocar a Bélgica en el Olimpo del fútbol europeo.

 

DINAMARCA, AL SON DE ERIKSEN

 

Dinamarca regresa este verano a un torneo continental, después de perderse el de hace cinco años, con el objetivo de hacerse fuerte en el Parken Stadion de Copenhague, una de las sedes del torneo, y con la eterna sombra de la gesta de los héroes de 1992, cuando los Brian Laudrup, Peter Schmeichel y compañía ganaron una Eurocopa para la que no se habían clasificado.

 

El seleccionador Kasper Hjulmand, en el cargo desde el pasado año, ha sabido aprovechar el sólido grupo, a falta de un talento desbordante, que le dejó su predecesor, Age Hareide, que llevó a los daneses hace tres años a Rusia y que consiguió que terminasen segundos en su grupo de clasificación para la Euro 2020. En la pasada cita mundialista ya consiguieron dar la sorpresa al pasar de la primera fase y solo los penaltis ante Croacia le hicieron hincar la rodilla en octavos, y ahora esperan superar un grupo en el que jugarán sus tres partidos al calor de su público.

 

Nuevamente, el centrocampista del Inter de Milán Christian Eriksen volverá a ser la referencia en la medular, con Pierre-Emile Hojberg (Tottenham) y Thomas Delaney (Borussia Dortmund) en el doble pivote. Sus cinco goles le convirtieron en máximo goleador en la fase de clasificación, un hecho que revela que la 'Dinamita Roja' tiene deberes en la faceta ofensiva.

 

Precisamente en ataque buscará reivindicarse Martin Braithwaite, casi sin minutos en el FC Barcelona y al que un buen torneo podría abrirle muchas puertas. Junto a él, Yussuf Poulsen (Leipzig), Jonas Wind (Copenhague), Andreas Cornelius (Parma) o el joven Mikken Damsgaard, una de las grandes sensaciones del 'Calcio' este curso con la Sampdoria.

 

Bajo palos, Kasper Schmeichel (Leicester), hijo del mítico Peter Schmeichel, defenderá la meta danesa y liderará una defensa con el exsevillista Simon Kjaer (AC Milan) y el campeón de Europa Andreas Christensen (Chelsea) en el centro, y el valencianista Daniel Wass en el lateral derecho.

 

RUSIA, CON EL BLOQUE DEL MUNDIAL

 

La selección de Rusia, con pocos cambios desde su exitosa actuación en 'su' Mundial, quiere dar un paso más en la cita continental y confirmar sus buenos augurios de los últimos años de la mano de Stanislav Cherchesov, que tratará de superar la barrera psicológica de la primera fase en San Petersburgo con el factor cancha como sostén.

 

Croacia y los penaltis acabaron en cuartos con su ambiciosa aventura mundialista de hace tres años, donde dejó por el camino a España. Sus prestaciones siguieron mejorando tras aquello, con una gran clasificación; y solo Bélgica, con la que se reencuentra, consiguió doblegarle (3-1 y 1-4).

 

Lejos de las viejas gestas soviéticas -campeona de Europa en 1960 y tres veces subcampeona-, el combinado ruso sueña con igualar su cima en la cita, un tercer puesto en Austria y Suiza 2008, con 'la Roja' como verdugo en semifinales. En los dos siguientes torneos continentales, no pasó de la primera fase.

 

El 'gigante' Artem Dzyuba (Zenit), sorpresa en el Mundial y máximo artillero (9) camino de la Eurocopa, será la referencia en ataque, mientras que el jugador del Mónaco Aleksandr Golovin será el 'cerebro' en un centro del campo con buenos mimbres como Aleksei Miranchuk (Atalanta), Daler Kuzyaev (Zenit) o Roman Zobnin (Spartak de Moscú).

 

Por delante del guardameta Antón Shunin (Dinamo de Moscú), Cherchesov, asiduo a defensas de cinco, podría seguir apostando por la línea de cuatro de los últimos meses con Mario Fernandes (CSKA), Yuri Zhirkov (Zenit), Georgi Dzhikiya (Spartak) y Andrei Semenov (Ajmat).

 

FINLANDIA, ANTE SU PUESTA DE LARGO

 

Finlandia afronta este verano su primera participación en un gran torneo, un éxito sin precedentes para una selección nórdica para la que pasar de la primera fase es poco menos que una utopía. Pase lo que pase, los de Markku Kanerva vivirán una cita histórica, y pocas cosas podrían arruinar su experiencia.

 

La suerte le acompañó en una fase de clasificación con rivales de poca envergadura, salvo la líder Italia, y consiguió el pase para la Euro con seis victorias y cuatro derrotas. Todo haciendo gala de un sistema ultradefensivo con cinco zagueros y tres mediocentros defendiendo en bloque y que le valió también para ascender a la Liga B de la Liga de Naciones.

 

Así, toda la responsabilidad ofensiva recae en el delantero del Norwich City Teemu Pukki, que tuvo un paso efímero por el Sevilla; y autor de 10 de los 16 goles del combinado finlandés en el camino hacia la Eurocopa. Del resto del once, salvo el portero Lukas Hradecky (Bayer Leverkusen), pocas caras conocidas y algunos supervivientes del gran logro del fútbol del país hasta este verano como, además de Pukki, loss defensas Joona Toivio y Jukka Raitala, o el centrocampista Tim Sparv.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario:

Banner alberca tribuna 300x600px file