Becky Hammon se convierte en la primera entrenadora en dirigir un partido de la NBA
Cyl dots mini

Becky Hammon se convierte en la primera entrenadora en dirigir un partido de la NBA

Becky Hammon

Ocupó la dirección de San Antonio Spurs tras la expulsión de Popovich durant el duelo ante Los Angeles Lakers.

La entrenadora estadounidense Becky Hammon, asistente de San Antonio Spurs, hizo historia este miércoles en la NBA al convertirse en la primera mujer en dirigir oficialmente un partido de la liga en el duelo ante Los Angeles Lakers.


La exjugadora, de 43 años, lleva más de una década en la franquicia texana al lado de Gregg Popovich y tuvo que tomar las riendas del equipo cuando el veterano técnico fue expulsado a falta de casi cuatro minutos para el descanso.

"'Pop' me apuntó y me dijo: 'Lo tienes'", afirmó Hammon tras el partido. "Trato de no pensar en el enorme aspecto de esto porque puede ser abrumador y realmente no he tenido tiempo para reflexionar sobre ni para mirar mi teléfono", añadió.

La exbase no escondió que, "obviamente", lo que había sucedido era "algo importante y sustancial". "Llevo 13 años en San Antonio, invertí mucho tiempo aquí y ellos invirtieron mucho tiempo en mí", recalcó la entrenadora.

"Traté de poner a los jugadores en los lugares indicados, traté de motivarlos. Obviamente se trata de una situación de aprendizaje para todos nosotros, pero me hubiese encantado salir de la cancha con una victoria junto a ellos", prosiguió Hammon en declaraciones recogidas por la web de la NBA.

Por su parte, Frank Vogel, entrenador de Los Angeles Lakers, advirtió que había hablado anteriormente con la asistente. "Sabe y está aquí por una razón. Está equipada con conocimiento, es inteligente y los jugadores tienen un gran respeto por ella. Será una gran entrenadora", subrayó.

"Obviamente es alguien que ha hecho su trabajo en los últimos años y el entrenador 'Pop' le dio su oportunidad. Es una bonito escucharla marcar las jugadas. Es muy apasionada sobre el deporte y le felicito a ella y a nuestra liga", confesó LeBron James.