Becas para aprender portugués e inglés en el Torres Villarroel

Instituto de la Juventud de Castilla y León. Pretende reforzar los conocimientos adquiridos enla educación formal.
Á. Prada
El Instituto de la Juventud de Castilla y León pone en marcha en el Albergue Juvenil Diego de Torres y Villarroel, ubicado en Peñaranda de Bracamonte, los Cursos de Idiomas para Jóvenes 2010, unas becas que pretenden facilitar las herramientas necesarias para profundizar en el aprendizaje de una segunda lengua y reforzar los conocimientos adquiridos en la educación formal.

El Gobierno regional estima que, debido a la importancia que en la actualidad tiene el conocimiento de otras lenguas, especialmente en el ámbito de la Unión Europea, es necesario activar un programa de cinco cursos intensivos para el aprendizaje de lenguas extranjeras dado que, junto al valor instrumental que los alumnos podrán apreciar casi inmediatamente en su vida cotidiana, también lleva consigo el hecho de “observar el mundo desde otro punto de vista”.

Los cursos, de lengua inglesa y portuguesa, están planteados para ayudar a los alumnos a incrementar las posibilidades de hallar una salida laboral y reforzar aspectos como la tolerancia, la toma de conciencia de que todo es relativo dependiendo del contexto sociocultural en el que se viva, o el acercamiento a otras culturas para comprender las diferencias. Además, pretenden contribuir al desarrollo neurológico de los participantes.

El Instituto de la Juventud valora el inglés como el segundo idioma más hablado del mundo convertido, además, en lenguaje internacional del turismo, del entretenimiento, de los negocios, de la mayor parte de la información y de la economía.

Por su parte, el idioma portugués se incluye en los cursos al tratarse de una lengua muy próxima territorialmente, lo cual facilita el intercambio cultural entre los jóvenes a los que se les abren mayores posibilidades de solicitudes de becas de estudios.

Del mismo modo, las relaciones políticas, culturales y comerciales con Brasil se han multiplicado desde la creación de Mercosur, y esto se ha visto reflejado en la demanda cada vez mayor de personas con conocimiento de portugués para llenar las vacantes solicitadas por diferentes empresas e instituciones.