Becarios, contratos parciales y falsos autónomos, en el punto de mira de las inspecciones de trabajo

Fotos: Arai Santana

Trabajo y Seguridad Social hará 46.500 inspecciones en Castilla y León durante 2020 que se centrarán en comportamientos fraudulentos en contratos y las nuevas modalidades laborales.

El consejero de Empleo e Industria, German Barrios, y la directora general del Organismo Estatal Inspección de Trabajo y Seguridad Social, María Soledad Serrano, han asistido esta mañana en Valladolid a la reunión de la Comisión Operativa Autonómica de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, en la que también ha estado presente la directora general de Trabajo y Prevención de Riesgos, Amparo Sanz. A través de este órgano de cooperación, las administraciones autonómica y central planifican de forma coordinada las actuaciones inspectoras de cada ejercicio y analizan los resultados previos obtenidos.

 

Así, en el encuentro celebrado se ha aprobado el programa territorial integrado de objetivos del Sistema de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para el año 2020 en Castilla y León, que prevé la realización de 46.500 inspecciones, el 6,06 % más que en el presente ejercicio (2.657 actuaciones más, en cifras absolutas).

 

En concreto, la Junta asumirá la ejecución de 20.794 iniciativas, lo que representa un incremento del 5,4 % respecto a 2019 y equivale a casi el 45 % de las 46.500 planificadas. Estas acciones se centrarán en las dos materias que son competencia de la Comunidad: la prevención de riesgos en el trabajo y las relaciones laborales.

 

Las inspecciones que van a realizarse el próximo año se orientarán a los objetivos fijados en el Plan Director por un Trabajo Digno, que contó para su aprobación con el acuerdo y participación de la Comunidad de Castilla y León. De hecho, la Junta aportó al documento las prioridades consensuadas con los agentes económicos y sociales del Diálogo Social.

 

Las principales líneas y objetivos de actuación fijados para 2020 son:

1. Luchar contra el abuso y el fraude en la contratación temporal y a tiempo parcial, con 3.854 actuaciones previstas.

2. Combatir los excesos de jornadas y las horas extraordinarias no pagadas ni compensadas –con 1.634 acciones–, así como los incumplimientos en materia salarial –con 200 iniciativas–.

3. Garantizar la protección de derechos fundamentales y la promoción de la igualdad, con 737 actuaciones previstas.

4. Luchar contra el fraude a la Seguridad Social (con 10.898 acciones planificadas) y contra la economía irregular (13.802 iniciativas previstas).

5. Reforzar las actuaciones para reducir la accidentalidad y morbilidad laboral, con la planificación de 10.408 actuaciones.

6. Asimismo, como eje transversal, se intensificará la vigilancia sobre las nuevas modalidades de prestación de trabajo y las figuras que ocultan trabajo por cuenta ajena, donde se incluyen actuaciones para detectar el fomento del falso autónomo, trabajo oculto y falsos becarios.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: