Beato de Tábara: 166 folios para la historia y dos para la leyenda

La icónica imagen del 'scriptorium' tabarés que adorna los dos folios más característicos del beato de Tábara.

El famoso códice al que da nombre la localidad de Tábara es una joya medieval ejemplo del gran 'scriptorium' que hubo en el monasterio zamorano. Su icónica torre es la única representación de lo que era un taller copista en Europa y llegó a inspirar el best-seller 'El Nombre de la Rosa'.

El conocido como 'beato de Tábara' es un códice medieval datado en el siglo X, hace más de mil años. Es parcialmente una copia del beato de Liébana. Se denominan 'beatos' a los distintos cóidices manuscritos copias del Comentario al Libro del Apocalipsis de San Juan que realizó el Beato de Liébana, abad del monasterio de Santo Toribio, 

 

En esta actividad copista el 'scriptorium' de la zarmorana localidad de Tábara tuvo un protagonismo decisivo. La copia era una práctica muy habitual en su momento gracias al esplendor de los 'scriptorium', donde monjes hacían copias de los principales volúmenes, copias virtuosamente adornadas. Según el profesor John Williams, el monasterio de Tábara fue el centro a partir del cual se produjo un movimiento de copia y circulación de amplia extensión geográfica entre los siglos X y XI.

 

El beato de Tábara tiene unas características muy especiales, y un detalle totalmente único. En primer lugar, es uno de los pocos de rasgos mozárabes. Está escrito en letra visigótica a dos columnas, y con anotaciones en árabe al margen, y se conservan 166 folios del original, procedente de un monasterio sin identificar. Después se añadieron dos folios del desaparecido monasterio de San Salvador de Tábara, y de ahí recibió el nombre.

 

El códice está iluminado, quedando solo nueve miniaturas, porque el resto han sido cortadas. Su programa iconográfico es conocido al completo gracias al “Beato del Real Monasterio de Las Huelgas” (Burgos), copiado hacia 1220 y actualmente en la Pierpont Morgan Library de Nueva York y por la versión del Beato de la John Rylnads Library de la Universidad de Manchester.

 

La creación de esos dos folios fue obra del monje Magius, maestro del monasterio tabarés, y sus discípulos; a su muerte (30 octubre del 968) fue terminado por su discípulo Emeterio en el año 970 con la ayuda de Senior y la monja Eude. Todo el trabajo se hizo en el 'scriptorium' del monasterio  y su elemento más destacado es la representación de la torre. Estos folios debieron ser parte de otro códice, del que no se tiene más información, y son la mayor peculiaridad de este 'beato' y el motivo de su nombre y vinculación con Tábara.

 

 

 

La torre del Monasterio

 

Este códice presenta como característica una miniatura excepcional que representa la torre del monasterio, que es la imagen más antigua de un ‘scriptorium’ conocida hasta el momento y producida por la cultura del Occidente medieval y única en todo el arte europeo. Esta imagen y los propios códices beatos inspiraron la obra del italiano Umberto Ecco “El nombre de la rosa”, que ha sido ‘best seller’ mundial durante años. En esta imagen aparecen dos escribas trabajando en el ‘scriptorium’ y, en una habitación aneja, está una figura sedente cortando probablemente hojas o piezas de pergamino para usados como soporte escriturario.

 

 

SU HALLAZGO

 

Actualmente forma parte de los fondos medievales del Archivo Histórico Nacional (Madrid), donde podría haber ingresado entre los fondos documentales y codicológicos de la antigua Escuela Superior de Diplomática, clausurada a principios del siglo XX, e institución que lo había adquirido de don Ramón Álvarez de la Braña (León). Gregorio de Andrés en su tesis ha indicado que este códice probablemente pudiera ser uno que estuvo en la Biblioteca del Monasterio extremeño de Guadalupe entre 1570 y 1770, que contenía la suscripción de un ‘Emeterio’ y que de alguna manera acabó en la ciudad de León.