Bautista le gana el pulso al PSOE de Salamanca y consigue ser diputado por cuarto mandato consecutivo

El alcalde de Hinojosa de Duero, José Francisco Bautista

El alcalde de Hinojosa se ha impuesto en la votación que forzó en el juzgado de Vitigudino y será diputado de zona: lleva 12 años y sumará otros cuatro. El PSOE prepara ya su expulsión.

Un juzgado de Vitigudino ha sido escenario del pulso que el veterano diputado provincial socialista, José Francisco Bautista, ha echado al PSOE salmantino para mantenerse en el puesto otros cuatro años y sumar otro mandato a los tres que ya lleva. Cosa que ha conseguido al imponerse 39-20 en una votación en sede judicial que, muy probablemente, le va a costar la expulsión del partido en el que se ha saltado toda la normativa interna de limitación de mandatos. Los órganos del partido analizarán la situación y decidirán su futuro, que no es halagüeño.

 

El veterano diputado y alcalde de Hinojosa ha desafiado la propia normativa interna de su partido, que prohíbe nombrar como diptado en La Salina a quien lleve más de doce años en el cargo, salvo excepción que no le fue concedida; y también se ha saltado las primarias, que se celebraron el día 9 de junio y en las que fue elegido Luis Rodríguez, alcalde de Peraña de la Ribera.

 

El resultado de la votación celebrada en el juzgado de Vitigudino, por ser sede de la junta electoral de zona, ha arrojado la victoria de Bautista con la que se pone fin a la disputa forzada por el alcalde de Hinojosa, que se impone al candidato oficialista, pero que le va a llevar a ser expulsado del PSOE.

 

El asunto se ha ventilado en el juzgado de Vitigudino, donde esta mañana se ha producido la nueva votación tras llevar Bautista el asunto hasta los juzgados por no aceptar el proceso realizado por el partido, y obligar a que se repitiera la elección del diputado socialista que corresponde a la zona de Vitigudino.

 

En la zona de Vitigudino fueron tres los candidatos presentados, aunque en aplicación del reglamento aprobado para este proceso hace cuatro años se quedó fuera Bautista. Dos son los requisitos para poder ser candidato: llevar al menos un año como militante socialista y no llevar más de 12 años como diputado provincial. En este caso hay que pedir una excepcionalidad para ir a las primarias, pero el PSOE no se la concedió a Bautista que fue apartado del proceso y no participó en las primarias.

 

A pesar de ello, Bautista siguió adelante con su intención de repetir y acumular una cuarta legislatura en La Salina. Ha presentado sus avales y ha tensionado el partido para intentar continuar, forzando este miércoles una votación en el juzgado de Vitigudino. El resultado final iba a ser traumático para el PSOE en todo caso, y así ha sido: el partido advirtió a Bautista que, si jugaba esta última baza, podía salir elegido pero sería expulsado del partido por saltarse su normativa interna. Al final, el PSOE se queda sin el diputado que había sido elegido en primarias y tendrá que hacer efectivas las advertencias hechas a bautista, que tendrá que ser expulsado y pasará a engrosar el grupo de no adscritos en La Salina.