¿Basta la escritura de compraventa para que el Ayuntamiento devuelva la plusvalía?

El Ayuntamiento de Salamanca se ha lanzado a prometer la devolución de lo pagado de más con unos simples trámites, pero puede que no sea suficiente. Tinsa asegura que las escrituras de compraventa de la última y penúltima transmisión de un inmueble no bastan para demostrar pérdida de valor.

¿Qué hay que hacer para recuperar lo que se pagó de más de plusvalía? Esta es la pregunta que se hacen miles de propietarios, hasta 3.600 en Salamanca según Tinsa, una vez que el TC ha anulado este polémico impuesto y ha ordenado un cambio radical. En algunos casos, municipios se han lanzado a prometer la devolución de lo pagado de más con unos simples trámites, pero puede que no sea suficiente.

 

Por supuesto que el Ayuntamiento de Salamanca, uno de los que más prisa se ha dado para anunciar la devolución, puede devolver a los titulares los impuestos pagados, y de hecho ya ha publicado impresos para hacerlo, El consistorio mantiene que concederá la exención del impuesto a quienes demuestren, con las escrituras de compraventa, que han vendido su piso por menos de lo que lo compraron en su día; y anuncia la devolución de lo que ya hayan pagado los inmersos en una operación igual en los últimos cuatro años. Para ello, se pueden decargar sendos impresos en la web del OAGER.

 

Pero según Tinsa no serían información suficiente para demostrar la supuesta pérdida de valor las escrituras de compraventa de la última y penúltima transmisión de un inmueble o las estadísticas de precios medios del mercado residencial del municipio o el código postal donde se ubica el activo.

 

El motivo es que en el caso de inmuebles en los que existen construcciones, el valor del suelo es solo uno de los componentes que conforman su valor de mercado. El cálculo para saber si se ha producido una pérdida en el valor del inmueble no puede limitarse a comparar el precio de compra con el precio al que se ha vendido. Se requiere un informe técnico específico al inmueble transmitido (como una prueba pericial contradictoria, tal y como menciona la sentencia del Constitucional), que acredite cuál ha sido la variación del valor de mercado del suelo entre el momento de adquisición del inmueble y el de la transmisión.

 

 

¿CUÁNDO SE PUEDE RECLAMAR EL PAGO DE LA PLUSVALÍA?

 

Han de concurrir al menos estas dos condiciones:

 

- Se ha pagado el impuesto de plusvalía en la transmisión de un inmueble y no se ha producido incremento alguno del valor del terreno en el periodo de tenencia gravado, es decir entre la fecha en la que se adquirió y su última transmisión. Circunstancia que se cumple en la gran mayoría de transmisiones en las que los inmuebles se han vendido a pérdidas.

 

- La venta se ha producido con posterioridad a febrero de 2013.

 

 

¿QUÉ NECESITO PARA RECLAMAR?

 

- Interponer un recurso ante el Ayuntamiento. Dado que el Constitucional aún no se ha pronunciado sobre la norma estatal es posible que posteriormente sea necesario acudir a la vía judicial.

 

- Una prueba técnica realizada por un experto independiente, que acredite la pérdida de valor producida entre el momento de la compra y el de la venta. Es importante destacar que el impuesto de plusvalías grava solo el valor del suelo, no el precio de compraventa de un inmueble.

Noticias relacionadas