Barruecopardo se convierte en el eje alimentario y ganadero de toda la comarca de Vitigudino

El presidente de la Diputación inauguró el Museo de la Mineralogía "para ser una referencia de pasado y futuro en esta profesión"
La localidad salmantina de Barruecopardo ha celebrado la Feria de San Felipe un año más, y ya van 130, convirtiendo a dicho municipio en el epicentro alimentario y ganadero de la comarca de Vitigudino por la cantidad de ganado presente y la calidad de los productos.

Así lo ha indicado el alcalde de Barruecopardo, Jesús María Ortiz, quien se ha mostrado muy satisfecho con la celebración de dicho certamen "pese a contar con menos público que la edición del pasado año, pero eso no le ha restado ni un ápice de importancia", señaló.

Fue el delegado de la Junta en Castilla y León, Bienvenido Mena, el encargado de inaugurar el certamen, para dar paso a la visita a las naves de ganado vacuno, equino, asnal y canino, al tiempo que pudieron degustar de los mejors productos agroalimentarios de la zona como son el vino y el queso de Las Arribes, entre otros muchos.

Además, el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, fue el encargado de inaugurar el Museo de la Mineralogía, "con el objeto de que sea una referencia para el pasado y también para el futuro de una tierra con tanta tradición minera como es Barruecopardo", destacó Ortiz.

El tiempo acompañó durante toda la jornada y solo la lluvia hizo un pequeño acto de aparición pero quie dejó disfrutar a los allí presentes de todas las actividades programadas para un certamen que es historia viva en la provincia de Salamanca como la Feria de San Felipe.