Barruecopardo: cuando las fiestas importan lo mismo que los servicios básicos de los ciudadanos

Jesús María Ortiz (d), entrando en los juzgados en una imagen de archivo

Este ayuntamiento de la provincia de Salamanca, regido por el político y diputado, Jesús María Ortiz, gastó 70.350 euros en sus fiestas en el año 2015, mientras que la inversión en los servicios públicos básicos del municipio fue de 76.225 euros.

70.350 euros. Ésa es la cantidad de dinero que se gastó, en el año 2015, el alcalde de Barruecopardo en las fiestas de la localidad salmantina. Esta cifra supone casi la misma partida que fue destinada a costear los servicios públicos básicos de los ciudadanos, con 76.225 euros de gasto.

 

Al menos eso es lo que revelan los datos oficiales del ministerio de Hacienda, en el apartado de Gasto por Programas, definiendo a la perfección la cantidad del presupuesto destinada a cada fin.

 

Así las cosas, el ayuntamiento regido por el político y diputado, además de presidente de las mesas de cereales y ovino, Jesús María Ortiz, otorga casi la misma importancia a sus fiestas que a cubrir las necesidades básicas de los ciudadanos.

 

Barruecopardo es una localidad ubicada en la comarca de Vitigudino, de 496 habitantes, y situada a 94 kilómetros de la capital. Su gasto en fiestas por ciudadano asciende a 141 euros, mientras que en servicios es de solo 153 euros.

 

Por último, la partida destinada a actuaciones de promoción social es muy inferior a la de fiestas, con 32.870 euros y la de educación se queda en 41.775 euros.