Bares y restaurantes de Salamanca se plantean no abrir: "No se llega ni por asomo a salvar los muebles"
Cyl dots mini

Bares y restaurantes de Salamanca se plantean no abrir: "No se llega ni por asomo a salvar los muebles"

Último cierre de la hostelería

El presidente de los hosteleros cree que, sin barras, al 33% y terrazas con frío, y las limitaciones de horarios, "no es viable".

Los bares y restaurantes de Salamanca podrán abrir de nuevo este viernes, pero muchos establecimientos se están planteado no hacerlo: el problema, que las limitaciones con las que  hay que hacerlo complican que sea rentable. La provincia está por debajo de 400 casos por 100.000 habitantes y eso permitirá reabrir las actividades cerradas, hostelería, centros comerciales y centros deportivos. Pero los bares y restaurantes lo harán con restricciones.

 

La apertura será sin barras, al 33% en el interior y al 75% en las terrazas que no en pleno temporal de frío no van a ser una 'tabla de salvación' como ha ocurrido otras veces. Por eso, el presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Salamanca, Álvaro Juanes, ha dudado de que ese paso sea suficiente para dar viabilidad al sector.

 

Juanes ha explicado que las restricciones, con toque de queda a las 22.00 horas y con aforos a un tercio, suponen que muchos de los hosteleros estén dudando de si es conveniente abrir, pues, con esas medidas, "no es viable" y "no se llega ni por asumo a salvar los muebles".

 

Por ello, ha insistido en que la Junta opte por el "modelo de Madrid" con más amplitud de horarios, hasta las 00.00 horas, y con permisos para completar más aforos en restaurantes y bares, además de la "necesidad" de ayudas directas.

 

Según datos aportados por la asociación, actualmente en Salamanca capital hay unos 1.600 establecimientos hosteleros, y otros 1.400 en la provincia, lo que supone unos 33.000 contratos al año, dentro de un sector que vive una "situación dramática" para los empresarios y para los trabajadores de estos negocios.

Noticias relacionadas