Aznar, Oasis y el CAEM: la historia de un día de inauguración muy 'movido'
Cyl dots mini

Aznar, Oasis y el CAEM: la historia de un día de inauguración muy 'movido'

El destino quiso que el mismo día que el presidente del Gobierno y uno de los reclamos de la capitalidad cultural, el grupo británico de rock, coincidieran en la ciudad.

Liam Gallagher, de Oasis, saliendo de su hotel, y el presidente Aznar llegando al CAEM. Fotos: David Arranz / Ical

El CAEM recibirá este año su primera puesta a punto general, para la que ha tenido que esperar casi 20 años desde que fue construido e inaugurado. El edificio, colosal para lo que estábamos acostumbrados en aquellos tiempos, fue el primer auditorio 'top' de la ciudad que se preparaba entonces (ya estaba en marcha el día de su inauguración) para acoger una profusa programación. De hecho, aquella jornada coincidió la presencia del expresidente Aznar con la 'fuga' de unas de las estrellas de la Capitalidad, los británicos Oasis.

 

El Centro de las Artes Escénicas y de la Música (CAEM) se inauguró el 23 de julio de 2002 y fue uno de los edificios nuevos construidos para la celebración de la Capitalidad Cultural Europea de aquel año. La inauguración la hizo el entonces presidente del Gobierno, José María Aznar, acompañado de su mujer, Ana Botella, y del entonces alcalde Julián Lanzarote, además del resto de autoridades.

 

Escoltado por varios coches oficiales, el presidente del Gobierno y su esposa llegaron al Centro de Artes Escénicas a las 13.30 horas para una visita de media hora. Aznar permaneció varias horas más en Salamanca, ya que comió junto a los representantes de la Junta y del Ayuntamiento en un céntrico hotel de la capital, para posteriormente dirigirse a un nuevo acto institucional. 

 

Aznar declaró entonces que la “renovación de todos los equipamientos de la ciudad puede calificarse como impresionante” y así repasó, una a una, las nuevas infraestructuras que se han ejecutado en el presente año: “El Centro de Artes Escénicas; el Centro de Arte Contemporáneo; la rehabilitación del teatro Liceo; la sala de exposiciones de Santo Domingo; el Museo de Automoción y el Edificio Multiusos, unidos al Palacio de Congresos de Castilla y León, representan una renovación extraordinaria que hace de Salamanca un gran foco cultural”

 

La 'fuga' de Oasis

Como curiosidad decir que el mismo día de la visita inaugural estaban en Salamanca los componentes del grupo Oasis, que tenía previsto actuar como estrellas de la programación cultural, pero que suspendieron su concierto por una faringitis de su cantante, Liam Gallagher. Los díscolos británicos eran una de las actuaciones más esperadas de aquel año lleno de grandes eventos, como el concierto del no menos malhumorado Van Morrison o los también ingleses Suede.

 

Los hermanos Gallagher, Noel y Liam, estaba en la cima de su popularidad, vendían millones de copias y presentaban su nuevo disco, 'Heathen Chemistry', en el que todavía demostraban estar en plena forma. Los constantes roces entre los hermanos animaban la rumorología entre los fans, pero todavía no amenazaban la supervivencia del grupo, que no su estabilidad, como quedó demostrado en la suspensión de Salamanca. Siete años después llegaría su separación.

 

Los británicos se alojaron en un céntrico hotel y casi no se dejaron ver, salvo para su partida: en este artículo se puede ver la cara de 'malas pulgas' de su cantante. Para justificar la suspensión, el representante del grupo entregó un parte médico al Consorcio Salamanca 2002, el ente organizador. Se marcharon sin que se supiera si el concierto se aplazaba y se buscaba una nueva fecha o simplemente se suspendía. Finalmente fue lo último. El de Vigo, que tenían previsto un día después, sí se celebró: una rápida recuperación del cantante lo permitió.