Ayuso apoya el toque de queda de Mañueco pero se niega a pedirlo: "Para arruinar la hostelería, conmigo que no cuenten"
Cyl dots mini

Ayuso apoya el toque de queda de Mañueco pero se niega a pedirlo: "Para arruinar la hostelería, conmigo que no cuenten"

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se reúne con el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

La presidenta madrileña se desmarca de la medida y Madrid es de las pocas comunidades que no lo pide: ha preferido evitar cierres y apoyar comercio y hostelería incluso en los peores momentos.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha protagonizado hoy un importante bandazo en la cuestión más candente del debate político: el adelanto del toque de queda. La madrileña se posicionó del lado de Castilla y León y la decisión del presidente Fernández Mañueco, pero la comunidad madrileña es de las pocas que no pedirá al Gobierno ese adelanto, una decisión que concuerda con las que ha tomado en las últimas semanas, cuando ha decidido evitar cierres de hostelería como los del sector en la comunidad castellana.

 

Tras la polémica con Castilla y León y su decreto para adelantar el toque de queda de las 22.00 a las 20.00 horas, diversos mandatarios autonómicos fijaron su posición respecto a este tema. Una de ellas fue la presidenta de la Comunidad de Madrid, que este lunes se mostró a favor de la medida implementada por su homólogo 'popular' de Castilla y León.

 

Aparentemente, defendió la medida tomada por Castilla y León, aunque en realidad más bien acusaba al Gobierno central de "arremeter" contra la comunidad: "Lo hizo primero con Madrid y ahora lo está haciendo con Castilla y León", aseguró. "Si el Gobierno de España va a seguir sin actuar lo que rogamos es que, por lo menos, no entren a molestar", comentaba ante lo que parecía una defensa no sólo de la postura de tomar medidas, sino de la medida en sí.

 

Sin embargo, en la jornada de este martes, Ayuso ha señalado que "para arruinar aún más a la hostelería en España" así como a los comercios, a la iniciativa privada y a tantas familias, con ella que "no cuenten". "No puedo ser más clara", ha respondido a renglón seguido a las preguntas de los periodistas sobre si el Gobierno regional prevé adelantar el toque de queda, como plantean otras autonomías.

 

Su posición final contrasta con el apoyo que hizo a Fernández Mañueco tras anunciar Castilla y León un toque de queda anticipado de manera unilateral, lo que le ha costado un recurso del Gobierno central ante el Supremo. La realidad es que la postura de Ayuso es coherente con lo que viene haciendo: incluso en lo peor de la pandemia ha evitado generalizar cierres en sectores económicos clave como la hostelería y el comercio, que han permanecido abiertos en Madrid cuando en muchas comunidades cerraban, sin que los datos de la comunidad madrileña fueran peores.

 

Casi todas las comunidades lo piden

Los gobiernos autonómicos han redoblado en las últimas horas la presión al Ejecutivo central para que modifique el actual estado de alarma y permita adelantar el toque de queda más allá de las 22.00 horas, como está fijado actualmente, y ya son trece autonomías las que se han mostrado a favor de esta reforma, que se debatirá este miércoles entre el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas en la reunión del Consejo Interterritorial de Salud.

 

En concreto, Cantabria, Castilla y León, Andalucía, Baleares, Canarias, Madrid, Galicia, País Vasco, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Cataluña, Murcia, y la ciudad autónoma de Melilla, se han posicionado a favor de dar este paso, que permitiría a los gobiernos regionales adelantar el toque de queda para controlar el avance del virus.