Ayuntamiento y Subdelegación ultiman el despliegue policial del jueves: "será un día duro de trabajo"
Cyl dots mini

Ayuntamiento y Subdelegación ultiman el despliegue policial del jueves: "será un día duro de trabajo"

El fin de año universitario está suspendido, pero las administraciones creen que grupos de jóvenes de Salamanca y de otras ciudades querrán reunirse. Fuentes municipales afirman que la Plaza tendrá un aforo máximo, aunque el número de asistentes seguramente será inferior al de otros años.

El fin de año universitario se canceló oficialmente hace semanas, pero el Ayuntamiento de Salamanca y la subdelegación del Gobierno siguen alerta. El evento que cada año concentra a miles de jóvenes en la ciudad iba a celebrarse este jueves pero los organizadores, tras reunirse con las autoridades, decidieron suspenderlo. Sin embargo, en palabras del concejal de Protección Ciudadana, Fernando Carabias, "el hecho de que la asociación de empresarios de hosteleria no haya convocado la nochevieja, no significa que no vaya a haber jovenes que quieran celebrarla. La mayoría son jovenes residentes en Salamanca que van a aprovechar ese día para ir a la Plaza Mayor y festejarlo. Sabemos también que alguna otra persona de otras ciudades también vendrá", advierte.

 

Los planes municipales pasan, en cualquier caso, por fijar un aforo máximo en la Plaza y establecer un 'anillo policial' en torno a ésta para controlar los accesos, en función del flujo de gente que decida personarse allí. A falta de concretar los detalles, todo apunta a que el despliegue policial será inferior a los de otros años. Según el concejal "si se prevé que va a haber menos asistentes, posiblemente sea necesario menos número de policias". 

 

La junta local de seguridad se reúne hoy martes para zanjar todas las dudas, atar los cabos pendientes y "planificar todos los detalles para asegurar que ese día se desarrolla todo de la mejor manera posible". Los agentes tendrán que hacer "grandes esfuerzos" para estar "vigilando y controlando" a los asistentes e intentando que el evento cumpla con las medidas de "seguridad sanitaria". Según Carabias "tenemos que trabajar en ello. Será un día duro de trabajo".