Aviso de los sindicatos: la prisión de Topas está "a las puertas del colapso" por falta de personal
Cyl dots mini

Aviso de los sindicatos: la prisión de Topas está "a las puertas del colapso" por falta de personal

El sindicato Acaip-UGT denuncia que hay más de 200 puestos de trabajo sin cubrir, casi un tercio de todas las existentes, y que las 41 plazas ofertadas son "totalmente insuficientes". La prisión salmantina es "el centro penitenciario con más reducción de personal de España".

El sindicato de funcionarios de prisiones Acaip-UGT denunció este lunes la “acuciante falta de personal” que sigue afectando al Centro Penitenciario de Topas con “nada más y nada menos” que 203 plazas sin cubrir que suponen casi un 33% de reducción de plantilla, según la relación de puestos de trabajo que la Administración publicó el pasado mes de junio.

 

Según advirtió la organización sindical a través de un comunicado recogido por Ical, en apenas un año la prisión de Topas ha incrementado sus vacantes en más de un 10%, pasando de 134 en el mes de junio de 2020 a 203 en el mes de junio 2021, cifras “muy elevadas” que lo siguen colocando como “el centro penitenciario con más reducción de personal de España”, según criticó el responsable sindical en la provincia salmantina, Jesús Crego.  

 

“La escasez de personal es alarmante. Estamos aún muy lejos de llegar a un número adecuado de trabajadores”, afirmó. Según los datos publicados, en el Centro Penitenciario de Topas existen actualmente un total de 203 vacantes, de las cuales 135 corresponden de servicio interior de contacto directo con el interno. ”De un total de 626 puestos de trabajo que recoge la RPT solo están cubiertos 423”, cifró Crego.  

 

El sindicato Acaip-UGT en el Centro Penitenciario de Topas considera que las 41 plazas que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ofertó en la convocatoria publicada del concurso de traslados resultan “totalmente insuficientes” para cubrir las vacantes que precisa la cárcel. Una escasez de personal que, a juicio de la sección sindical, muestra las condiciones laborales en las que la plantilla debe desarrollar sus funciones y que sostiene que son “el verdadero problema” que tienen para desarrollar su trabajo diario. Una escasez de personal unida a una alta tasa de envejecimiento de la plantilla, con una media de edad que "ronda los 55 años". 

 

Para Acaip-UGT, la Subdirección General de Personal “no está trabajando para acometer las soluciones necesarias a esta acuciante falta de personal en el Centro Penitenciario de Topas”. Sin embargo, a pesar de que desde el sindicato vienen denunciando “insistentemente en el tiempo” la “desastrosa” planificación que, en materia de personal, se viene realizando para reforzar la plantilla, la Administración continúa “haciendo oídos sordos”.  

 

Según Crego, actualmente se encuentra “a las puertas del colapso”, ya que no cuenta con los profesionales adecuados en número suficiente para cumplir con el cometido que este colectivo tiene encomendado constitucionalmente. “Son ya cuatro los módulos cerrados a la vez que ha aumentado la población reclusa y han aumentado los internos conflictivos, lo que significa una masificación de estos módulos que provoca una disminución de la seguridad en el centro”, advirtió.  

 

Por todo ello, para Acaip-UGT, en el Centro Penitenciario de Topas es necesario “reparar urgentemente esta situación” con una oferta de empleo público “adecuada” que “no solo venga a reponer las bajas vegetativas del año sino también todo ese déficit de personal que la institución viene arrastrando en el tiempo”. Y todo ello acompañado de una “gestión efectiva y racional” de los efectivos existentes en la actualidad.  

 

Para Acaip-UGT, “si malo es que cada vez haya menos gente para trabajar en el Centro Penitenciario de Topas, peor es que los que cumplen diariamente con su trabajo sientan cómo se les penaliza por ello y vean como todas las cargas de trabajo recaen sobre sus espaldas”. Según denunció Crego, “los trabajadores del centro perciben cómo cada vez se restringen más sus derechos y cómo se deteriora el servicio público esencial que prestan a la sociedad”.

Comentarios

carlos 13/09/2021 20:17 #1
Nuestros funcionario nos cuestan 300 millones de euros al día. Hoy También. Para los que llevamos más de cuarenta años pagando impuesto nos es difícil entender los argumentos y las reivindicaciones de estos "sin di catos".

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: