Avenida, sin respiro y toca exprimirse en San Sebastián

Las cuatro pívots de Perfumerías Avenida (Foto: Teresa Sánchez)

A las 18.00 horas, 48 después de acabar su último compromiso, Perfumerías Avenida vuelve a la pista. Lo hace en Liga aunque con la necesidad de 'lamerse' la herida que dejó la derrota en Hatay para lo que habrá que exprimirse pese a que el calendario lleva al límite a un equipo sin respiro. 

Habrán pasado 48 horas desde que terminó su último partido cuando Perfumerías Avenida ya estará escribiendo un nuevo capítulo de su temporada, en esta ocasión en la Liga y con el IDK de Gipuzkoa como rival.

 

Entre medias de aquel final en Hatay y el inicio del duelo en el Gasca, el equipo salmantino habrá tenido que digerir la derrota, que hizo daño porque había muchas expectativas en el partido, y también el cansancio después de un viernes dedicado a viajar. De Hatay a Madrid, vía Estambul, y de la capital a San Sebastián en bus. Una paliza que hay aparcar por obligación. 

 

Una exigencia que se impone el propio equipo que quiere mantener su primera posición en solitario porque sabe que Girona pasa un momento fuerte y no quiere verlo a su lado. Conseguirlo pasa por exprimir todo lo que el equipo tenga en piernas y mente. Necesita que todas saquen su mejor versión para que donde no llegue una jugadora llegue la otra. Esa es la máxima frente a un rival que va a más.

 

IDK Gipuzkoa que busca reivindicarse tras su dolorosa derrota en la prórroga en el anterior fin de semana contra el Cadi La Seu. Las vascas tendrán su mejor arma en la pívot Nadia Colhado, MVP de la última jornada y convertida en su gran referencia. La brasileña promedia en los ocho partidos que lleva en el IDK Gipuzkoa 19,8 puntos (59% en tiros de dos y 70% en tiros libres), 11,6 rebotes, 1,1 tapones y 4,5 faltas recibidas para 26,4 de valoración.

 

Pero no es sólo Colhado una jugadora a vigilar. Atención especial requerirán las Paula Ferrari y Gaby Ocete, siempre activas pero especialmente motivadas cada vez que juegan con Avenida. El equipo de San Sebastián no lo pasó bien en la primera vuelta pero ha cogido otro aire y apunta a ir hacia arriba así que habrá que andarse con mucho ojo frente a ellas.