Avenida se muestra demasiado bisoño en el campo de batalla turco
Cyl dots mini

Avenida se muestra demasiado bisoño en el campo de batalla turco

Elonu y Domínguez, máximas anotadoras en las filas de Avenida (Foto: Arai Santana)

Un mal segundo cuarto condena a un Perfumerías Avenida que, en la línea de temporadas precedentes, aprende que a domicilio en Europa no sobra ni un segundo (88-80),

Perfumerías Avenida debutaba en la edición 2019 de la Euroliga en un terreno no precisamente favorable. Son muchas las ocasiones en las que el equipo salmantino ha visitado tierras turcas y pocas, muy pocas, las que ha conseguido alguna pequeña conquista y es que a la dureza que siempre supone jugar a domicilio en la Euroliga se le suma que en Turquía se hace particularmente cuesta arriba. Los rivales son siempre complicados, equipos con presupuestos notables, y si en algún momento se ven en dificultades siempre cuentan con recibir la 'ayuda divina' de algún factor externo en momentos puntuales importantes. 

 

Por eso Avenida sabía que el debut ante Hatay no sería sencillo y además este rival ya no es como el de hace un par de temporadas, en su primera aparición en Europa. Ahora es capaz de ganar la Supercopa turca a Fenerbahçe y eso ya es un aviso de que quiere estar muy arriba en esta edición. El reto para el equipo salmantino también pasaba por mejorar sus prestaciones a domicilio respecto a lo conseguido en las últimas temporadas en las que no logró ser el mismo equipo en casa y fuera. Era la idea al comenzar el choque que a los dos minutos de juego se vio interrumpido por una gotera en el techó que obligó a que el juego sufriera un parón de casi un cuarto de hora. Un capítulo surrealista en la máxima competición continental.

 

Subsanada la situación -porque dejó de llover-, el partido cogió marcha y tras un primer toma y daca en ambos aros, el acierto de Johnson comenzó a minar azulona. Anotaba fácil pero es que al margen de sus puntos Hatay daba la impresión de ir un paso por delante en cada jugada, ganando segundas opciones al rebote y atacando con decisión un aro de Avenida que sufría con las puertas atrás de su rival. La desventaja de nueve puntos al final del primer cuarto, 22-13, era un aviso de lo que pendría después. 

 

En un visto y no visto Hatay se iba a +15 ahora con Snytsina como arma que hacia daño tanto cerca como lejos del aro. Un triple de Eldebrink, a la que el equipo turco intentaba atar en corto, y una recuperación de Givens apuntaban  una posible reacción azulona pero Hatay consiguió cortarla de raiz subiendo su nivel defensivo. Muchas manos y contactos muchas veces al límite de la legalidad pero permitidos por los colegiados así que la escuadra turca lo sabía aprovcechar para incrementar su ventaja sin mostrar ni una duda. Lo contrario que Avenida donde los tiempos muertos no conseguían solventar los problemas que pasaban por precipitación en los lanzamientos ante la dureza de la defensa turca y por desajustes atrás que facilitaban los puntos de su rival. 

 

Un triple de Givens sobre la bocina permitió que la ventaja al descanso de Hatay no se fuera hasta los veinte puntos, 51-34. Demasiadas canastas encajadas en Europa como para pensar en dar una sorpresa. 

 

Avenida volvió de vestuarios con un aire un tanto distinto. Primero con un 0-4 de parcial a favor y después sin descomponerse y encontrando respuesta a dos triples consecutivos de Hatay. Los puntos de las turcas fueron respondidos por Eldebrink y Domínguez por la misma vía del 6,75 y tras un robo y canasta de De Souza el marcador alcanzaba un 62-48 que obligaba al banquillo turco a pedir tiempo muerto. 

 

La dinámica era distinta, por lo menos Avenida luchaba dentro de partido y se sentía más cómodo con tres grandes en pista, más para atacar que para defender aunque con Givens y Silvia Domínguez juntas en pista el equipo parecía tener mejor dirección. Eso es lo que le dio opción a llegar vivo al último cuarto con un -13 en contra, 71-58. 

 

Remó buscando la remontada, siempre rondando la posibilidad de rebajar de la frontera psicológica de los diez puntos y con la dificultad principal de encontrar como frenar en la zona a Paris, la jugadora que más daño le estaba consiguiendo hacer desde el poste bajo y a la que buscaba una y otra vez Hatay.

 

A dos minutos para el final Avenida estaba a once puntos pero había encajado ya 85 y así en Europa es casi imposible sacar rédito. El esfuerzo por levantar el mal segundo cuarto al final fue en vano, más allá de demostrarse que en Europa no sobra ni un segundo. 

 

FICHA DEL PARTIDO
HATAY (22+29+20+17): Alexis Jones (11), Courtney Paris (25), Katsiaryna Snytsina (11), Ben Abdelkder (10), Glory Johnson (18) - cinco inicial-, Merve Aidyn (2), Marica Gajic (11). 
PERFUMERÍAS AVENIDA (13+21+24+22: Silvia Domínguez (19), Elin Eldebrink (8), Adaora Elonu (17), Erika De Souza (10), Angel Robinson (4) - cinco inicial-, María Asurmendi (0), Belén Arrojo (0), Aija Putnina (6), Chrissy Givens (14), Laura Gil (2).
INCIDENCIAS: Primera jornada de la Euroliga Femenina de baloncesto.  A los dos minutos de comenzar el partido tuvo que pararse por culpa de una gotera y pasó casi un cuarto de hora hasta su reanudación.