Avenida se 'atasca' pero logra arrancar ante un buen Gipuzcoa

Horrible segunda mitad de las charras en ataque, donde solo estuvieron al nivel 'habitual' Xargay y Robinson.

FICHA DEL PARTIDO.

 

PERFUMERÍAS AVENIDA (25+17+8+13): Marta Fernández (2), Marija Rezan (6), Marta Xargay (14), Eshaya Murphy (8), Angelica Robinson (16) –cinco inicial- Leonor Rodríguez (10), Tamara Abalde (0), Mariona Ortiz (2), María Pina (0), Krystal Thomas (5).

 

GIPUZCOA UPV (12+17+12+6): Arantxa Novo (11), Olabarria (3), Aduriz (2), Sarr (16), Forasté (5)–cinco inicial- González (2), Segues (0), Arroyo (0), Eceiza (6), Díaz (2).

 

ÁRBITROS:  Martínez y Torres. Sin eliminadas en el encuentro.

 

INCIDENCIAS: Tercera jornada de Liga. Partido disputado en Würzburg ante unos 2.500 espectadores.

 

Mal encuentro de Avenida ante un rival muy inferior a priori, pero que sobre la cancha plantó cara a las azulonas, y de qué manera. Las jugadoras de Lapeña tuvieron un mal día en tareas ofensivas, del que solo se salvaron Xargay -en los momentos determinantes- y Robinson -muy regular los 40 minutos-.

 

El choque entre Avenida y Gipuzcoa, sin embargo, comenzó como un verdadero correcaminos. En apenas un minuto de juego, el luminoso del pabellón salmantino ya reflejaba un 9-5.

 

A pesar de ir siempre por delante, la actitud defensiva no gustó a Víctor Lapeña, que pedía “más actividad” desde el banquillo constantemente. Tras un tiempo muerto del técnico maño, Avenida subió un punto de intensidad para ponerse con un 20-11 más tranquilizador.

 

Lo intentaban las jugadoras dirigidas por Muguruza cambiando la defensa a zona, pero un triple de Xargay, que era una amenaza desde esta distancia en el comienzo, dio al traste con la idea de las vascas.

 

En el segundo cuarto, Avenida comenzó con su ‘segunda unidad’ sobre la cancha: Ortiz, Leo, Pina, Abalde y Thomas, con la que costó –y mucho- anotar. De hecho, Avenida generaba buenos tiros, pero le faltaba acierto, sobre todo desde el exterior, aunque Thomas tampoco estaba acertada debajo del aro, a pesar de la facilidad que tenía en el rebote ofensivo. Solo Robinson, cuando salió a la cancha, pudo sujetar a las charras en el apartado anotador con 10 puntos en este cuarto.

 

Cantera Avenida

 

Sin embargo, con lo que hizo Avenida  en estos primeros 20 minutos le bastó para irse al descanso con 42-29, aunque con sensaciones agridulces tras los muchos errores ofensivos cometidos.

 

En la reanudación, Avenida siguió por el mismo camino, aunque con menos acierto aún… de hecho se disputaron hasta seis minutos sin que las azulonas consiguieran anotar. Gipuzcoa aprovechó esta pájara de las charras para acercarse, poco a poco, hasta ponerse 42-39, a solo 3 de las salmantinas.

 

Pero los errores ofensivos no se quedaron solo en el tercer cuarto, ya que para comenzar el último parcial, Avenida volvió a sumar más de 5 minutos sin lograr anotar en juego, salvo un tiro libre de Murphy, con lo que Gipuzcoa, trabajando con ritmo y sin bajar nunca los brazos, volvió  a ponerse a solo seis puntos (51-45). Avenida se volcó en trabajar atrás para lograr ataques menos trabados, pero apenas se notó en el luminoso del municipal charro. Solo Marta Xargay parecía la misma de otras tardes y, gracias a su atrevimiento -y acierto- desde 6,75 metros, las azulonas lograron mantener e incrementar su renta en otro cuarto paupérrimo en términos de anotación.

 

Mucho que aprender, al menos de nuevo desde la victoria, de un mal encuentro.

Ver album