Avenida saca el rodillo en la segunda mitad para pasar por encima de Rivas

Gran segunda parte de las charras, con Erika, Bonner y Marta Fernández firmando un choque casi perfecto (81-62). Las fotos, en esta GALERÍA

No tiene término medio este Avenida. Así sucedió ante Rivas, donde para comenzar las charras estuvieron a buena altura, jugando con cabeza para su interior y aprovechando la movilidad de Marta Fernández y Marta Xargay.

Por parte de Rivas, el equipo madrileño se encomendaba a Carson (8 puntos en los primeros 10 minutos con 2 triples) y Nicholls casi exclusivamente.

Sin embargo, el segundo parcial fue para Rivas Ecópolis, que desmontó a las charras con un parcial de 2-14. 17 puntos de valoración de Amaya Valdemoro en 9 minutos con 6 puntos, 5 rebotes, 2 asistencias y 3 recuperaciones llevaron en volandas a las madrileñas. Su aportación fue más allá de lo tangible, ya que volvió a parecerse a la jugadora que es.

En estos minutos, de hecho, Avenida se quedó en solo 11 puntos por los 18 de Rivas.

Con el descanso llegando en el mejor momento para parar el partido, Avenida salió en la reanudación del choque dando su mejor versión, la del equipo ganador que defiende fuerte y corre para ganar partidos.

Con Erika de Souza crecida bajo el aro y una Marta Fernández impresionante con una endiablada rapidez, de la que no ha perdido ni un ápice, Avenida se vino arriba con un 28-14 en este parcial que dejó prácticamente sentenciado el choque (61-48). Bonner, en su línea, se sumó al festival de sus compañeras anotando en la pintura y desde lejos sumando 24 puntos con un inmaculado 8/8 en tiros de 2 y capturando 11 rebotes para completar sus dobles figuras al final del partido.

Pero es que la mayor de los hermanos Fernández no solo corrió y anotó, sino que acabó el partido con 8 rebotes y 4 asistencias en un partido más que completo para la balear.

Rivas, por su parte, no encontraba la regularidad en ataque, encomendándose por momentos a la puntería de Gema García desde 6.75 metros o a la mano de Asjha Jones.

Con el rodillo ya en marcha, las salmantinas volvieron a dejar a Rivas en 14 puntos en el último cuarto para permitirse, incluso, jugar con Rebeca Navarro y Laura Marcos juntas los dos últimos minutos.

Un choque de los que refuerzan la moral de las locales, que aleja a Rivas a 4 victorias ya en la tabla.