Avenida, líder pero sin margen de error

OBJETIVO AMBICIOSO. Vista su buena marcha en Euroliga, el equipo salmantino quiere estar en lo más alto del Top 16 y debe ganar en Lituania
T. S. H.

La liguilla de calificación de la Euroliga es una especie de carrera de fondo en la que es vital mantener siempre una buena posición para acabar colocado lo mejor posible al término de la prueba. Halcón Avenida cumple hasta ahora con nota con la primera premisa y se dispone a afrontar la parte final dispuesto a mantener la buena línea marcada hasta ahora en la competición europea. Líder del grupo C, con una derrota en su casillero, está a la altura de los mejores equipos europeos y partidos como el que afronta esta tarde en Lituania son fundamentales para conservar ese estatus.

A estas alturas nadie oculta que el objetivo es estar entre los cuatro mejores equipos del Top 16 y eso pasa por ceder lo mínimo de aquí en adelante –se estima que, como mucho, se podría perder otro encuentro para conseguirlo–.

Observando la clasificación se podría afirmar que Halcón Avenida tiene que ganar en la pista del Vici Aistes con relativa facilidad puesto que uno sólo ha perdido un partido mientras que el otro ha caído en cinco de los seis disputados hasta ahora. Y, sin embargo, más vale no fiarse un pelo de la supuesta debilidad del equipo lituano puesto que de los cinco partidos que ha perdido, cuatro lo ha hecho a domicilio y en su propia pista ha sido uno de los equipos capaces de doblegar al todopoderoso Spartak. Cierto es que aquella victoria se produjo en la primera jornada y tan sólo por dos puntos pero Kaunas no es una plaza fácil para ningún visitante –Praga venció por once puntos y en la Liga doméstica las locales han vencido los cinco encuentros que han disputado por grandes diferencias–.

En el encuentro disputado en Würzburg se pudo observar claramente cuál es el tipo de propuesta del conjunto lituano y sobre qué puntos débiles debería incidir Avenida. El Vici Aistes juega a la antigua, siempre encarando el aro de frente, lo que puede dificultar el planteamiento defensivo de su rival si cogen un buen día en el lanzamiento a canasta.

En el pabellón salmantino intentaron nada menos que 26 lanzamientos triples, aunque hubo suerte porque sólo anotaron cinco. Bimbaite y Valentiene, dos fijas de la selección lituana, son desde esa línea las más asiduas y peligrosas.

Pero más allá de las dificultades que plantee el Vici, en HalcónAvenida son conscientes de que el equipo depende de si mismo para sacar el encuentro adelante. El nivel de juego del equipo salmantino ha ido in crecendo en las últimas semanas y es precisamente en Euroliga donde ha desarrollado sus mejores encuentros, basados sobre todo en un gran trabajo defensivo y en el acierto ofensivo sabiendo compaginar su poderío interior con el acierto de sus exteriores.

El principal hándicap del equipo salmantino puede ser el cansancio acumulado con el que el plantel se presente en el encuentro después de un desplazamiento largo. La plantilla llegó a Kaunas ayer a media tarde después de haber pasado la noche de viaje y, por lo tanto, sin apenas dormir. Se confía en que la noche en el hotel lituano sea suficiente para recuperar fuerzas. Mondelo podrá contar con todas sus jugadoras una vez que recuperada Anke de Mondt, que no pudo jugar la semana pasada ante Praga por culpa de una distensión en un su hombro derecho.